Atentado de ETA
Vista del Cuartel de la Guardia Civil de Legutiano (Alava) tras la explosión. (FOTO: David Aguilar / EFE) EFE

El coche bomba que los terroristas hicieron explotar ayer contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Legutiano (Álava) era un Citroen Berlingo color rojo oscuro, una pequeña furgoneta con matrícula 4962-TL-87 que fue robada en Francia el 16 de abril de este año, informaron fuentes de la lucha antiterrorista.

El método usado por los terroristas ha sido similar al atentado de Durango

Según estas mismas fuentes, el dueño de esta furgoneta ha identificado un llavero de su propiedad que ha aparecido en el coche en el que han huido los terroristas.

Según las primeras investigaciones, el método usado por los terroristas ha sido similar al atentado de Durango contra otra casa cuartel: llegaron en dos vehículos, se bajaron y dejaron el coche con los explosivos, lo activaron y huyeron en el otro automóvil.

En Durango se usaron 35 kilos de explosivos, y esta vez se supone que la cantidad ha sido alta por los grandes desperfectos causados.

Investigación en Francia 

La policía francesa investiga el robo de la furgoneta para determinar las condiciones de la sustracción del vehículo y establecer definitivamente, porque así lo exige el procedimiento judicial, que es la furgoneta utilizada por ETA en el atentado, señalaron.

La policía tiene la certeza prácticamente absoluta de que se trata del vehículo robado el pasado 16 de abril en la localidad de Linards, cerca de Limoges. Fue sustraído ante el taller de coches al que su propietario lo había llevado para unas reparaciones.