Rafael Correa se reune con familiares de Ingrid Betancourt.
Rafael Correa se reune en París con familiares de Ingrid Betancourt (EFE). EFE

Interpol hará público este jueves sobre la información que se ha podido rescatar de los tres ordenadores y las memorias USB encontradas entre los restos del campamento del terrorista Raúl Reyes, que estaba situado en territorio ecuatoriano pero fue atacado por las fuerzas armadas colombianas, lo que dio origen a un incidente diplomático entre ambos países.

Deseándoles éxitos en el día de las elecciones

Según
publica el diario El Mundo, entre estos documentos se habrían encontrado varios correos electrónicos muy comprometedores para el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, y para su ministro de Seguridad, Gustavo Larrea. A pesar de que el presidente de ecuador ha negado reiteradamente tener conexiones con las FARC (lo hizo de nuevo en su visita a España esta misma semana), los correos electrónicos encontrados parecen indicar lo contrario.

Así, el número dos de las FARC habría escrito al ministro: "Le transmití el saludo del Jefe y del Secretariado deseándoles éxitos en el día de las elecciones y la decisión de aportarles cien mil dólares, más la disposición de contribuirles con el llamado a la gente de la frontera a votar por ellos".

También se afirmaría que el dinero habría sido entregado: "De una vez le hice entrega de dicha cantidad (...), quien emotivamente agradeció a nombre del candidato Rafael Correa".

La relación entre Reyes y Larrea

La abundante correspondencia encontrada también haría más evidente la estrecha relación entre Raúl Reyes y Gustavo Larrea, que se habrían mandado correos electrónicos con tal asiduidad que el político ecuatoriano incluso recibiría los 'partes de guerra' de la organización terrorista colombiana, entre ellos los primeros de los combates en la frontera entre Ecuador y Colombia que acabaron con la muerte del líder terrorista.