Deporte e integración de los discapacitados se unen en una intensa jornada en Ávila

  • Más de 200 jóvenes del Colegio Diocesano y de asociaciones de discapacitados participaron en el evento en el pabellón de San Antonio.
  • El encuentro social y deportivo se celebró por tercer año consecutivo bajo el lema 'Lo que para mi es un juego para todos es un mundo'.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ÁVILA
Varios jóvenes, algunos de ellos con discapacidad, practican deporte en San Antonio.
Varios jóvenes, algunos de ellos con discapacidad, practican deporte en San Antonio.
Antonio S. Sánchez

El Polideportivo de San Antonio acogió un año más las Jornadas de Deporte Integrado, una herramienta eficaz para la integración y la sensibilización que cumple su tercera edición con la colaboración de la Obra Social de la Caja de Ahorros de Ávila y el Ayuntamiento.

El profesor del Colegio Diocesano Jesús Rodríguez, impulsor de este proyecto, volvió nuevamente a poner en marcha una cita "en la que lo importante no es competir sino disfrutar" en una actividad que reunió a más de 200 participantes.

Integración y deporte

De nuevo, la iniciativa solidaria cumplió la base en la que se fundamenta en la búsqueda de hacer a esas personas que tiene dificultades física y psíquicas sentirse a través del deporte uno más de la sociedad, una serie de actividades que aunque a todos nos puedan parecer sólo un juego para ellos supone un gran reto.

Otro de los objetivos principales, además de la propia integración de los discapacitados es la de "sensibilizar a la sociedad abulense en este tema de la discapacidad y hacerlo a través del deporte para luego poderlo extrapolar al día a día", tal y como explicó el propio Jesús Rodríguez.

En las actividades organizadas, que este año se redujeron a la práctica del fútbol sala, se organizaron en veinte equipos de cinco jugadores cada uno, divididos en siete grupos, que disputaron un total de tres partidos cada uno en los que lo importante era demostrar el nivel de integración y captar la sensibilización de la sociedad abulense sobre la necesidad de eliminar las barreras, y en ellos participaron alumnos del Colegio Diocesano y de la Residencia Arturo Duperier, además de jóvenes de las asociaciones Fundabem, Pronisa, y de Síndrome de Down y del Centro de Educación Especial Santa Teresa.

Un lema para recordar

El encuentro de jóvenes por la integración en torno al mundo del deporte contó con el lema ‘Lo que para mi es un juego para todos es un mundo', una forma de mostrar cuál es la situación de las personas con discapacidad a la hora de realizar una sencilla tarea para cualquiera como es la práctica de algún deporte.

De esta manera, y como ha venido sucediendo desde años atrás, se volvieron a cumplir las expectativas y todos los niños y jóvenes participantes terminaron la entretenida jornada con una sonrisa en la boca.

Además de los deportes organizados, otras actividades, como un concurso de tiros de espalda a canasta con un DVD portátil como premio y un partido simbólico entre el cuerpo técnico del equipo de fútbol del Diocesano y los jugadores de la Cebrereña dieron fin a un encuentro en el que se vio la importancia de la participación conjunta y del trabajo de equipo con la bandera de la integración como referente.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ÁVILA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento