Colau plantea subir el IBI un 5,6% de media en 2020 para ingresar 43 millones de euros más

  • Se eliminarían los topes que existen en este impuesto para "que se pague en función de lo que se tiene".
  • También se estudia la subida del impuesto de circulación a los vehículos más contaminantes.
Ada Colau tras ser investida alcaldesa de Barcelona.
Ada Colau tras ser investida alcaldesa de Barcelona.
David Zorrakino/Europa Press - Archivo

Subir el IBI un 5,46% es la principal propuesta del borrador de los presupuestos para 2020 del gobierno de Ada Colau. Este ingreso extra para las arcas municipales se conseguiría a partir de la adecuación del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a la revisión catastral, que se hizo en 2017, con la que se ingresaría 43 millones de euros adicionales.

Se eliminarían los topes que existen en este impuesto para "que se pague en función de lo que se tiene" y se consiga este aumento de la recaudación, ha indicado la regidora de Hacienda, Montserrat Ballarín. Igualmente se bajaría el tipo impositivo general del 0,75% actual al 0,66%.

Con este cambio, un piso de 85 metros cuadrados con un valor catastral de 57.000 euros pasaría a pagar 40 euros más de IBI que un piso de 103 metros cuadrados y 70.000 euros de valor catastral. Ballarín ha reconocido que "a muchos les bajará la cuota" pero que a algunos les aumentará.

Se plantea la eliminación de la bonificación por domiciliación bancaria del recibo aunque no se tocarán las ayudas a rentas bajas, viudedad o familias monoparentales que benefician cada año a unas 10.000 unidades familiares de la ciudad. Además, se prevé un recargo del IBI a los pisos vacíos aunque Ballarín no ha especificado más al respecto de este recargo.

El ayuntamiento ha indicado que los objetivos prioritarios de estas cuentas pasan por "mantener la cohesión social y priorizar el acceso a la vivienda, encarar la transición ecológica y preservar un espacio público de calidad".

Otras tasas con incremento

También se estudia la subida del impuesto de circulación a los vehículos más contaminantes, una tasa de ocupación del espacio público que incluye la que pagan bares y restaurantes por disponer de terraza, una modificación del funcionamiento del área verde y azul, el nuevo impuesto de alcantarillado y residuos y la tasa de última milla que grava el reparto de mercancías a domicilio.

Igualmente se contempla el recargo de la tasa turística de los 2,20 a los 6,20 euros, que depende de una modificación legislativa que tendría que aprobar el Parlament de Catalunya. Todos estos conceptos sumarían un ingreso extra en las arcas de 57,2 millones de euros.

Se pondría en marcha una nueva tasa que regulará el estacionamiento de vehículos en el área verde y azul en función de cómo son de contaminantes a partir de una tarifa con un tramo fijo y el otro variable.

La propuesta de presupuestos se debatirá en la próxima Comisión de Economía y Hacienda de este mes de octubre y si sala aprobada, el Pleno municipal del mes de diciembre llevaría a su aprobación definitiva. Las cuentas crecerían de cara a 2020 un 9,2% en la partida de ingresos y un 9,5% en la de gastos hasta los 2.898 millones, un 10% más que este 2019.

Además de las tasas, el ayuntamiento espera un aumento de las transferencias estatales de 83,5 millones de euros más una entrada de 10 millones de euros extraordinarios procedentes de la lucha contra el fraude fiscal.

En el capítulo de inversiones, se inyectarán 121,1 millones de euros a la construcción de vivienda pública y 25 millones de euros más para adquirir pisos.

Reacciones

El grupo municipal de ERC ha criticado que la propuesta de presupuestos tiene varias inconcreciones pero se ha mostrado dispuestos a empezar conversaciones esta misma semana para llegar a un acuerdo. Desde JxCat ven con escepticismo la propuesta y ha afeado que algunos de los puntos de las cuentas presentadas son muy genéricos. La concejal Neus Munté ha advertido que contemplan "un incremento desmedido" de algunas tasas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento