Preocupación entre hoteles y apartamentos turísticos por la crisis de seguridad en Barcelona

  • La incertidumbre "pone en riesgo la imagen y la calidad del destino Barcelona", dicen los hoteleros.
  • El Gremi d’Hotels está dispuesto a ir a los tribunales si se aplica el recargo en la tasa turística de 4 euros.
  • Piden gravar a los turistas que visitan la capital pero no pernoctan en el transporte o las visitas a museos. 
Turistas en Barcelona.
Turistas en Barcelona.
EUROPA PRESS - Archivo

El balance de la temporada estival en cuanto a ocupación arroja datos muy positivos tanto para el Gremi d’Hoteles como el de apartamentos turísticos (Apartur) de Barcelona, que este jueves hicieron balance por separado de los meses de julio y agosto.

Las buenas cifras, no obstante, no se equiparan aún a las de 2017 y tampoco tranquilizan a estos operadores turísticos respecto a la amenaza que supone para sus negocios la crisis de seguridad que vive la capital catalana, aunque los hoteleros valoran muy positivamente la tarea mediadora del nuevo regidor de Seguridad del Ajuntament, Albert Batlle.

Los datos son, en general, optimistas. Como también el buen concepto que el Gremi d’Hotels de Barcelona tiene del nuevo responsable en materia de Seguridad del ejecutivo de Ada Colau, Albert Batlle, afirmó este jueves el presidente de la entidad, Jordi Mestre, que sucede en el cargo a Jordi Clos. "Con Batlle se ha revertido la situación y volvemos a escuchar hablar del turismo en positivo", añadió el nuevo presidente.

Durante la primera reunión mantenida a dos bandas hubo «entendimiento», aseguró Mestre, y ahora están a la espera de retomar los contactos una vez se celebren las elecciones generales del 10 de noviembre. Sobre la mesa pondrán la moratoria de nuevos hoteles en la ciudad (PEUAT) que lleva cuatro años vigente.

Pero tanto hoteleros como gestores de apartamentos turísticos coinciden en mostrarse alerta ante la crisis de seguridad que vive Barcelona, así como por las continuas huelgas en el aeropuerto de Barcelona, el abandono de la aerolínea Ryanair del aeropuerto de Girona y los síntomas que apuntan hacia una nueva recesión económica.

Además, la quiebra del touroperador británico Thomas Cook y la solución que se de al Brexit también inquietan al sector del alojamiento. Mestre remarcó que todo este cóctel "aumenta la incertidumbre y pone en riesgo la imagen y la calidad del destino Barcelona". Recordó que aproximadamente un 20% de los visitantes son de origen británico.

Muy buenas cifras de ocupación

Así las cosas, la ocupación estival fue del 89,8% en los apartamentos, con un pico del 91% en agosto. Durante los primeros nueve meses del año, la ocupación ha crecido un 4,6%, con una media del 84,1% (79,5% en 2018). La estancia media fue de 4,5 noches.

Datos muy similares ha recogido el gremio de hoteles, que ha experimentado un aumento del 5% en el precio medio de la habitación y facturación por la misma durante julio y agosto, lejos del 13% de 2017. La ocupación media de enero a agosto ha sido del 83,2%, un 2,9% más que en 2018.

El precio medio por habitación se ha situado en los 140,93 euros, un 4,5% más que el año pasado. Estrictamente en verano, indican que en julio la ocupación fue del 90,9% (un 0,4% menos que en el mismo mes del año pasado) y el precio medio alcanzó los 155,34 euros, un 3,3% más. La ocupación bajó en agosto hasta el 89,9% pero, por contra, subió un 2% respecto a 2018. El precio medio se colocó en los 144,58 euros, un 4,4% superior.

Oposición frontal al aumento de la tasa turística

"Es injusto que solo se penalice fiscalmente a los hoteles" y no al resto de actores turísticos, insistió Mestre, al ser preguntado por la opinión del gremio ante el posible aumento de la tasa turística que pagan los visitantes que pernoctan en sus establecimientos o en cruceros, de los 2,25 euros actuales hasta los 6,25 euros.

Con este impuesto se grava a los 9 millones de turistas que duermen en hoteles de la ciudad "pero no a los 10 millones que la visitan anualmente y que se alojan fuera".

Mestre propuso aplicar el impuesto turístico a estos últimos con las entradas a museos o en los billetes de transporte, como ya sucede en otros países. "Aplicarla a los hoteles es la solución fácil e iremos donde haga falta, incluso a los tribunales", dijo.

También abogó por regularizar los alojamientos turísticos irregulares que aún operan desde las plataformas e imponerles el pago de la tasa. Y por "gestionar mejor las cuentas" municipales. 

El Govern estudiará "de forma rigurosa" el recargo en la tasa

El director general de Turisme, Octavi Bono, ha asegurado este jueves que el Govern "estudiará de forma rigurosa" el recargo de la tasa turística de hasta cuatro euros que quiere aplicar el Ajuntament de Barcelona.

Preguntado por los grupos de Cs, Catalunya En Comú Podem, el PSC y el PP en comisión parlamentaria, Bono ha asegurado que "ahora toca escuchar a todos los actores" antes de hacer una valoración y al mismo tiempo ha dicho no sorprenderse por la aprobación de una medida que formaba parte de los programas electorales de los partidos que la han tirado hacia adelante. Por otra parte, el director general de Turisme ha confirmado que la quiebra del touroperador británico Thomas Cook ha dejado entre 8 y 10 millones de euros impagados en Cataluña.

De este modo, Bono no ha valorado la decisión del Pleno del consistorio barcelonés y se ha limitado a decir que la Generalitat escuchará los argumentos a favor y en contra del recargo. "Hay que estudiarlo de forma rigurosa, nuestro ánimo es construir la aproximación con empatía y accesibilidad", ha dicho.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento