El aumento de aranceles de Trump pone en peligro 1.000 millones de euros en exportaciones españolas

  • Entrarán en vigor el 18 de octubre, tras el fallo de la OMC sobre los subsidios a Airbus favorable a Washington.
  • Los gravámenes serán del 10% para las aeronaves civiles grandes y del 25% a ciertos productos agrícolas.
Trump, en una foto de archivo
Trump, en una foto de archivo
ARCHIVO
La subida de los aranceles anunciada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a las importaciones de vino, aceite, aceitunas y quesos de la Unión Europea impactará sobre un volumen de exportaciones españolas de 970 millones de euros, según ha informado la organización agraria COAG.

El Gobierno de Estados Unidos anunció que el 18 de octubre empezará a imponer aranceles a la Unión Europea, con mayor peso a cuatro países, entre ellos España, tras el fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que este miércoles decidió a favor de Washington en una prolongada disputa comercial.

"EE UU comenzará a imponer aranceles aprobados por la OMC a ciertos bienes de la UE a partir del 18 de octubre", informó en un comunicado el jefe de Comercio Exterior de EE UU, Robert Lighthizer.

En un esperado fallo, la OMC determinó que Washington puede imponer a la UE sanciones comerciales por valor de 7.500 millones de dólares (unos 6.900 millones de euros) anuales, pero la Oficina de Comercio Exterior explicó que, de momento, se impondrán aranceles del 10% a las aeronaves civiles grandes que el bloque comunitario vende a EE UU y del 25% a ciertos productos agrícolas.

Los países que sentirán el mayor "peso" de los gravámenes serán Francia, Alemania, España y el Reino Unido, los "cuatro países responsables de los subsidios ilegales", explicó la Oficina de Comercio Exterior.

Entre los productos que se verán afectados por los gravámenes figura elqueso fresco, las aceitunas,el aceite de olivayproductos porcinos de origen español, alemán y británico; así como el vino francés, de acuerdo con una lista distribuida por la Oficina de Comercio Exterior. También se verán afectados los yogures, la mantequilla, las cerezas y los melocotones de la mayoría de los países de la UE.

1.000 millones en exportaciones

La subida de los aranceles impactará sobre un volumen de exportaciones  españolas de 970 millones de euros, según ha informado la organización agraria COAG.

Durante el último año, el valor de las exportaciones españoles a Estados Unidos se situó en torno a los 400 millones de euros en aceite,300 millones en vino, 180 millones en aceitunas y 87 millones en productos lácteos, fundamentalmente quesos.

"Resulta totalmente injusto y desproporcionado que, una vez más, el sector agrario sea el pagano de una guerra comercial de la Unión Europea que no tiene nada que ver con el campo español. Acabamos sufriendo las consecuencias de los acuerdos con terceros países, caso del reciente Mercosur, como de los desacuerdos, en este caso en un conflicto que tiene su origen en el sector aeronáutico", ha señalado el secretario general de COAG, Miguel Blanco.

En este sentido, ha exigido a las autoridades comunitarias y al gobierno español que protejan los intereses de la agricultura "con una solución rápida y equilibrada para evitar que este conflicto acabe pasando un nueva y costosa factura a nuestros agricultores y ganaderos".

En total, España exporta más de 1.728 millones de euros en alimentos y bebidas, según la patronal de la industria, que recuerda lo estratégico del que es el primer mercado fuera de la Unión Europea.

Reunión con afectados

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha apelado a actuar con "prudencia, eficacia y previsión" ante la incertidumbre que puede producir el brexit, el enfriamiento de la economía y "el renovado afán proteccionista de algunos dirigentes que tuitean por la noche".

Durante su visita a la feria de Zafra, Sánchez ha apuntado que a las administraciones les corresponde también ayudar a que los productos españoles, de calidad diferenciada e "únicos en el mundo", sigan abriendo mercados.

Frente a la incertidumbre y la preocupación expresadas a Efe por los productores, transformadores y comercializadores, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha anunciado en Zafra (Badajoz) que el Gobierno se reunirá con los afectados para "establecer una reacción común".

"No es una buena noticia -en referencia al anuncio del Gobierno de EE.UU- pero es evidentemente el reflejo de una actitud de falta de seguimiento y de respeto al comercio multilateral basado en reglas", ha afirmado Planas, tras avanzar que el Ejecutivo ya ha contactado con la Comisión Europea.

Aceite de oliva

La Asociación Española de la Industria y el Comercio Exportador del Aceite de Oliva (Asoliva) considera que la imposición de un arancel del 25 % supondrá que España salga de mercado, en beneficio de otros exportadores.

El director gerente de esta patronal, Rafael Picó, ha subrayado que es "la peor noticia" que manejaba el sector, pues de imponerse esta tasa significa que "a España le han sacado del mercado en favor de otros países productores", que no se ven afectados.

Desde la Federación de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) insisten en el carácter "estratégico" para los alimentos y bebidas españoles de dicho mercado: supone en valor 1.728 millones de euros y es el primero en importancia, después de la UE.

Su director general, Mauricio García de Quevedo, cree que el único objetivo de esta política causar "el mayor daño económico y político posible a Europa" y que encierra a la industria de alimentación y bebidas en una guerra comercial, con "la consecuente pérdida de competitividad frente a otros operadores".

Vino y queso

Los nuevos aranceles se plantean para el vino, embotellado, tranquilo y de menos de 14 grados, lo que supone para España el 73 % de todo lo que vende a Estados Unidos, que según datos de la patronal bodeguera es el cuarto destino para las exportaciones españolas en valor, con 240 millones de euros (una cifra menor de la que maneja COAG).

El director general de la Federación Española del Vino (FEV), José Luís Benítez, califica la decisión de "arbitraria e injusta" y lamenta que, "de nuevo, el vino sea objeto de represalia en un conflicto comercial internacional en el que no tiene nada que ver".

Dentro del sector quesero, la nueva tasa afectará a todos los tipos de queso que se venden a Estados Unidos, primer destino por valor con 88 millones al año.

Y según el director general de la Federación Nacional de Industrias Láctea (Fenil), Luis Calabozo, el queso puro de oveja, el más vendido, ahora mismo estaba libre de arancel, por lo que la imposición dificulta su competitividad en EE UU, ante su previsible encarecimiento y "caída del consumo".

Carne de cerdo

Respecto al cárnico, sólo se ve afectado el del porcino, que vende anualmente unas 9.300 toneladas a EE.UU. con una facturación que ronda los 52 millones de euros, sin llegar ni el 1 % del total de las exportaciones españolas, según datos de Interporc.

Como coincide la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (Fecic), es un destino que actualmente no tiene peso para los intereses del porcino.

Por su parte, el Comité de Gestión de Cítricos (que reúne a los principales exportadores privados de cítricos, no cooperativas) calcula que el impacto en el sector será del equivalente a 5 millones de dólares, pues en la campaña pasada eñ volumen de exportaciones a E UU fue de 20 millones.

Bajo el esquema actual, los cítricos sufrirían un aumento del 25% en los aranceles. La organización confía que en el listado definitivo de productos afectados, que se espera para mediados de mes, no se incluyan finalmente a las naranjas y mandarinas españolas.

Con todo, las mismas fuentes destacan que si bien hasta hace algunos años EE UU era el tercer mercado más importante para los cítricos españoles, esa prevalencia ha ido perdiendo peso. "Con todo, si los cítricos españoles aparecen finalmente en el listado definitivo, las exportaciones españolas de cítricos se verán seriamente comprometidas", apuntan las fuentes de la organización a 20minutos.es.

Una guerra comercial de 15 años

La disputa transatlántica en la OMC, que comenzó hace 15 años, podría provocar una guerra arancelaria entre la UE y EE UU, aunque la Casa Blanca ha dejado la puerta abierta a negociar y ha pedido al organismo comercial que fije una reunión el 14 de octubre para que formalmente autorice los gravámenes estadounidenses.

La OMC determinó que el constructor aeronáutico estadounidense Boeing perdió el equivalente a 7.500 millones de dólares (unos 6.900 millones de euros) en ventas potenciales debido a subsidios ilegales que Gobiernos de la UE dieron a su rival europeo Airbus, otro de los fabricantes de aviones más grande del mundo.

En ese contexto, Francia, Alemania, España y el Reino Unido ofrecieron a Airbus financiación a un tipo de interés más bajo que los del mercado, lo que permitió a la compañía desarrollar algunos de sus modelos más recientes y avanzados.

"Durante años, Europa ha dado subsidios masivos a Airbus que han dañado seriamente la industria aeroespacial de EE UU y a nuestros trabajadores", manifestó Lighthizer.

El presidente estadounidense, Donald Trump, consideró este miércoles un "gran triunfo" el fallo de la OMC. Además, se atribuyó el mérito de esa victoria al asegurar que la OMC quería que el mandatario estuviera "feliz" porque sabe que no es favorable al libre comercio.

Por su parte, la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, consideró que cualquier medida de EE UU para imponer aranceles sería "miope y contraproducente".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento