El PSC se desmarca de los partidos constitucionalistas y se abstendrá en la moción de censura a Torra

Albert Rivera, junto al grupo de Ciudadanos en el Parlament.
Albert Rivera, junto al grupo de Ciudadanos en el Parlament.
TWITTER / CIUDADANOS

El Parlament debatirá y votará la moción de censura que Ciudadanos ha impulsado contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el próximo lunes 7 de octubre, en una sesión que durará solo un día y no tiene a priori muchas posibilidades de salir adelante dada la posición de los socialistas, que se han desmarcado de esta propuesta y se abstendrán.

La iniciativa del partido naranja propone a Lorena Roldán como candidata para sustituir a Torra, pero solo el PPC ha manifestado que dará su "sí" a la líder de Cs en Cataluña.

PSC, comunes y CUP -cuyos votos serían necesarios para alcanzar la mayoría absoluta- ya han rechazado apoyar a Roldán porque, aunque critican la gestión del actual Govern, no avalan a Ciudadanos como alternativa.

De esta forma, los socialistas catalanes, a quienes populares y naranjas pidieron explícitamente que se sumaran a la moción de censura, han anunciado este martes que se abstendrán, pues, según la portavoz parlamentaria, Eva Granados, "Torra es el problema pero Ciudadanos no es la solución". Se desmarcan así del bloque constitucionalista.

Más contundente se ha mostrado la líder de los comunes en el Parlament, Jéssica Albiach, que ha asegurado que sustituir al actual president por Roldán equivaldría a "poner al lobo a cuidar de las ovejas" o "a un pirómano a apagar un fuego". Por su parte, la CUP tacha la iniciativa de "maniobra electoralista" sin "recorrido real".

Desde la formación naranja se han mostrado sorprendidos con la posición del PSC: "¿De verdad que prefieren a Torra que a la convivencia?", ha preguntado Albert Rivera.

La moción de censura de Cs -que puede retirar en cualquier momento si así lo desea- será la cuarta desde la restauración de la democracia en Cataluña, tras las tres fallidas de Josep Benet (PSUC) contra Jordi Pujol en 1982, la de Pasqual Maragall (PSC) contra el mismo president en 2001 y la de Josep Piqué (PPC) contra Maragall en 2005.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento