La economía española confirma su ralentización a las puertas de la campaña electoral del 10-N

  • El PIB español registró un crecimiento de una décima menos con respecto al trimestre anterior.
El PIB frena su avance trimestral.
El PIB frena su avance trimestral.
EUROPA PRESS

La economía española sigue dando muestras de desaceleración, en consonancia con la de los países de nuestro entorno. El PIB creció en el segundo trimestre de este año un 0,4%, una décima menos que en el trimestre anterior y también una décima menos de lo anticipado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en julio.

Esta caída se debió, esencialmente, al descenso del consumo de los hogares españoles. Si comparamos los datos de este trimestre con los del mismo periodo del año pasado encontramos que la contribución de la demanda externa al conjunto de la economía ha subido de 0,2 a 1 punto, igualando la de la demanda interna, que ha bajado de los 1,9 puntos del trimestre precedente.

Dicho de otra manera, los españoles cada vez consumen menos, probablemente, ante las incertidumbres que despierta un horizonte económico cada vez más oscuro, y con este cambio de actitud están acelerando el frenazo de la economía española.

La tendencia negativa cada vez más acusada de la economía española tendrá un papel importante en la campaña para las próximas elecciones generales, que se celebrarán el 10 de noviembre.

Ayer, como reacción a la publicación de los datos, la patronal CEOE reclamó "retomar las reformas estructurales y un entorno más favorable a la inversión para fomentar el crecimiento".

El sindicato UGT, por su parte, consideró que es "urgente actuar" ante una desaceleración que "confirma la situación de desigualdad" de la sociedad y pidió que un nuevo Gobierno progresista acometa medidas en el mercado laboral y en la Industria.

Aumento de las exportaciones

El crecimiento del empleo, medido en puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, se ha incrementado al 0,5%, una décima menos que en el trimestre anterior.

El crecimiento económico se apoya en el dinamismo del sector exterior, con un aumento de las exportaciones del 1,7% y un avance de las importaciones del 0,9%.

Por su parte, la demanda interna creció el 0,1%, tres décimas menos que en el trimestre anterior, con un comportamiento plano tanto del consumo de los hogares como de la inversión, por la contracción del 1,7% de la inversión empresarial.

La tasa interanual de crecimiento económico (2%, dos décimas menos que en el trimestre precedente) refleja el cambio de patrón en la evolución de la economía, ya que la contribución de la demanda externa ha subido de 0,2 a 1 punto, igualando la de la demanda interna, que ha bajado de los 1,9 puntos del trimestre precedente.

Por ramas de actividad, la construcción registró el mayor crecimiento trimestral (0,8%), seguida del sector servicios (0,5%) y la industria (0,5%), si bien la industria manufacturera se mantuvo plana, en tanto que la agricultura moderó su caída al 2,7%.

En términos interanuales, el empleo creció el 2,5%, dos décimas menos que en el primer trimestre, lo que supone un incremento de 446.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en un año.

En comparación interanual, la creación de empleo cayó en la agricultura (1,6%) y mantuvo el ritmo de crecimiento en los servicios (2,7%) y la industria (1,4%), mientras que se redujo a la mitad en la construcción (5%).

El número de horas efectivamente trabajadas aumentó un 1,3% anual, 1,2 puntos menos que el trimestre anterior, mientras que la productividad por puesto de trabajo equivalente a tiempo completo cayó el 0,5%, una décima menos que un trimestre antes, y la productividad por hora efectivamente trabajada creció el 0,7%, frente a la caída del 0,3% del trimestre anterior.

El coste laboral unitario creció un 2,8 % respecto al segundo trimestre de 2018, una tasa 1 punto superior a la variación del 1,8 % registrada por el deflactor implícito de la economía -que recoge el efecto de la inflación-.

Aumento en las rentas

En lo que respecta a las rentas, la remuneración de los asalariados creció el 5,2% anual (dos décimas más que en el primer trimestre), en mayor medida por el aumento del número de asalariados (2,7%), aunque también por la subida de la remuneración media por asalariado (2,4%).

El excedente de explotación bruto (margen empresarial) se incrementó un 3,3%, 1,7 puntos más que en el primer trimestre, mientras que la cuantía devengada en impuestos netos sobre la producción y las importaciones creció el 1%, frente al 4,4% del trimestre anterior.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento