¿Grabas la televisión en disco duro o DVD?

Detalle de un mando a distancia.
Detalle de un mando a distancia.
CINDY FUNK
Para poder registrar los programas favoritos entre toda la oferta de canales y contenidos, los grabadores de vídeo hace años que evolucionaron. Primero se desarrolló el grabador de DVD y, después, los grabadores que emplean un disco duro similar al de los ordenadores.

Si únicamente se desea grabar televisión, se puede optar por los que
sólo incorporan DVD, que son los modelos más asequibles del mercado. En su configuración más básica, este tipo de aparatos se puede encontrar a partir de los 100 euros. A este precio inicial, habría que sumar el coste de la compra de discos vírgenes, necesarios para registrar los datos.

En el caso de elegir un grabador de DVD se debe considerar que la duración máxima de la grabación será de unas dos horas con buena calidad. Esta limitación se debe tener en cuenta porque
para prolongar ese tiempo se tendría que rebajar la calidad final de las imágenes.

Los grabadores de DVD son compatibles con los dos formatos de discos vírgenes más populares: -R y +R, y sus equivalentes RW, que se pueden grabar y borrar varias veces. Por otro lado, algunas compañías han comenzado a comercializar
los primeros grabadores que emplean discos Blu-Ray, el formato vencedor en la lucha por suceder al actual DVD, y que eliminan parcialmente el problema de la duración máxima de cada grabación, dada su mayor capacidad de almacenamiento.
Disco duro para usos avanzados

Para usos más avanzados o que se excedan de la simple grabación de programas de televisión, resulta más conveniente optar por equipos que incorporen disco duro, ya sea acompañado de un DVD o en solitario. Estos aparatos son más caros y, por ejemplo, las combinaciones de DVD y disco duro
cuestan un mínimo de 400 euros.

La
posibilidad de pausar la reproducción de la televisión en directo en cualquier momento y volver a retomarla posteriormente es una característica interesante de casi todos los modelos que incorporan disco duro. Esto es posible porque el disco duro inicia la grabación de los contenidos en segundo plano después de que el usuario pulse la pausa, y reinicia la reproducción en ese mismo instante cuando el usuario quiere reanudar el visionado.

Otra opción es la videoconsola. Sony ha aprovechado la proximidad física de las consolas de videojuegos al televisor para diseñar
un sintonizador de televisión digital y grabador de vídeo que se acopla a la PlayStation 3 y que próximamente se pondrá a la venta. PlayTV es el nombre de este aparato y registra los contenidos en el disco duro que incorpora de serie la consola. Este dispositivo destaca porque servirá para grabar programas de televisión incluso mientras se juega con la consola.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento