Popeye no mentía

  • Ingerir espinacas proporciona una fuerza adicional en los músculos.
  • Incrementan la síntesis de proteínas en el tejido muscular.
  • Para ser como Popeye habría que comer un kilo de espinacas al día.
La fuerza de Popeye era debido los fitoecdisteroide.
La fuerza de Popeye era debido los fitoecdisteroide.
ARCHIVO
Popeye, el mítico marinero de los dibujos animados, tenía razón. Ingerir espinacas de manera habitual proporciona una fuerza adicional en los músculos. Así lo recoge
Público de un estudio realizado en EE UU que asegura las espinacas "incrementan la síntesis de proteínas en el tejido muscular".

Aunque siempre se ha dicho que los vegetales proporcionaban hierro a nuestro organismo, el efecto vigorizante que caracterizaba a Popeye era en realidad debido a otro componente: fitoecdisteroide, un tipo de esteroide.

Según un estudio realizado por científicos de la Universidad de Rutgers (EE UU) sobre cultivos celulares y publicada por la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry, este tipo de esteroide provoca un aumento de la síntesis de proteína en las fibras musculares en crecimiento, en ratones y en humanos. Esto provoca un aumento de la masa muscular.

Los investigadores, aún así, no ven en el consumo de esta verdura la vía más fácil para aumentar la fuerza ya que para conseguir el mismo esfuerzo habría que comerse un kilo al día.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento