El Botànic y PP se unen por la recuperación del derecho civil valenciano frente a Ciudadanos y Vox

  • Aprobada una proposición de ley para modificar la Constitución para recobrar el derecho foral.
  • Fue suprimido a comienzos del siglo XVIII por el Decreto de Nueva Planta, no fue devuelto con la autonomía.
  • Llegir en valencià.
Pleno de Las Corts Valencianes, en imagen de archivo.
Pleno de Las Corts Valencianes, en imagen de archivo.
INMA CABALLER/CORTS - Archivo

Los partidos del Botànic (PSPV, Compromís y Unides Podem) y el PP se han unido este miércoles en Les Corts Valencianes para dar luz verde a la tramitación de una proposición de ley para modificar la Constitución con el objetivo de recuperar el derecho civil valenciano, mientras Vox y Ciudadanos han votado en contra.

Firmada por los cuatro grupos, esta iniciativa plantea añadir un segundo párrafo a la disposición adicional segunda de la Carta Magna que indique que "la competencia legislativa civil de las comunidades autónomas, asumida a sus propios estatutos conforme al artículo 149.1.8 de la Constitución, se extenderá a la recuperación y la actualización de su derecho privado histórico de acuerdo con los valores y los principios constitucionales".

Además de recordar en el texto que los fueros perdidos con el Decreto de Nueva Planta no fueron devueltos a la Comunitat Valenciana, como sí ocurrió con otros territorios, los firmantes explican que el Estatuto de Autonomía de 2006 recoge que el desarrollo legislativo de las competencias de la Generalitat procurará la recuperación de los contenidos correspondientes de los Fueros del histórico Reino de Valencia en plena armonía con la Constitución y con las exigencias de la realidad social y económica valenciana.

No obstante, en los años posteriores se promulgaron tres leyes, sobre régimen económico matrimonial valenciano, de custodia compartida y de uniones de hecho, que fueron recurridas y declaradas inconstitucionales por el Tribunal Constitucional en 2016.

El diputado socialista Ernest Blanch ha defendido la propuesta para conseguir la competencia que "niega el TC" y poder sacar adelante "leyes más avanzadas" en materia civil que "den respuesta a los problemas actuales". "Es una aspiración legítima", ha defendido, para asegurar que no se pretende ser "más que nadie, pero tampoco menos que el resto".

Jesús Pla (Compromís) ha valorado el "hecho histórico" que supone que los cuatro partidos se hayan puesto de acuerdo en esta iniciativa, que recurre a la reforma constitucional tras la decisión del TC. "Los valencianos tenemos derecho a dotarnos de una normativa civil propia como nacionalidad histórica que somos, tenemos derecho a una normativa civil moderna, útil, adaptada a los avances sociales. Tenemos una oportunidad histórica para desterrar definitivamente aquel Decreto de Nueva Planta", ha incidido.

El popular José Císcar ha defendido que esta propuesta "no es ningún capricho" y "con una mínima reforma constitucional se puede hacer realidad una gran aspiración". "No perjudica a nadie y beneficia a muchos, no tiene coste económico. ¿En qué nos puede perjudicar tener capacidad legislativa para dar respuesta a problemas cotidianos?", ha preguntado a los diputados contrarios a la iniciativa.

Desde Unides Podem, Estefanía Blanes ha resaltado que esta es una oportunidad para "corregir un agravio que debería estar solucionado desde hace muchos años" y que los valencianos tengan "los mismos derechos que el resto de las autonomías".

La diputada de Ciudadanos Mamen Peris ha criticado que esta iniciativa es "un buen eslogan, pero difícilmente se puede recuperar lo que no se tiene desde hace tres siglos", ha vaticinado que "se quedará parada en Madrid" y ha señalado que este es un debate "que no está en la calle, una necesidad creada artificialmente". Según ha dicho, el derecho civil común "no ha limitado a los valencianos" y Cs apuesta por la igualdad de los derechos de todos los españoles frente a intentos de "volver a los reinos de taifas".

José María Llanos (Vox) ha justificado su negativa a la propuesta en que su partido defiende que todos los españoles "sean iguales ante la ley, con los mismos derechos y obligaciones" y, dado que defiende la devolución de competencias al Estado, no puede "apoyar más autogobierno". "Las diferencias, por definición, nos dividen y separan; la unión nos hermana. España vive en un galimatías legislativo, con derechos distintos que provocan falta de seguridad", ha añadido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento