Hazaña médica en el Gregorio Marañón: salvan la vida de un paciente con una aorta impresa en 3D

  • El paciente corría el riesgo de morir en cuestión de horas por una rotura de aorta.
  • El centro usó su tecnología 3D para imprimir una prótesis en tiempo récord.
Una impresora 3D ha salvado la vida de un paciente a punto de morir por una rotura en la aorta.
Una impresora 3D ha salvado la vida de un paciente a punto de morir por una rotura en la aorta.
AGENCIA ATLAS
Una impresora 3D ha salvado la vida de un paciente a punto de morir por una rotura en la aorta. Ha ocurrido en el hospital Gregorio Marañón de Madrid. Los médicos le implantaron una réplica de la arteria en menos de 10 horas.

Una nueva hazaña médica ha salvado la vida de un paciente en el hospital Gregorio Marañón de Madrid. En un tiempo récord, los médicos imprimieron en 3D e implantaron una prótesis de aorta a un hombre que, de otro modo, hubiera muerto en cuestión de horas.

Los hechos, que ocurrieron el pasado 3 de abril, se han conocido esta semana. José Julio llegó ese día al hospital con una rotura de aorta. No murió de forma inmediata porque tuvo la suerte de que sus propios tejidos contenían la hemorragia.

Sin embargo, no iban a poder contener el flujo mucho tiempo más. El procedimiento usual era pedir una prótesis personalizada a una empresa farmacéutica, algo que hubiera tardado al menos un mes.

Así que los médicos probaron algo que solo se había hecho una vez en Estados Unidos, y era imprimir la prótesis en el mismo hospital para suplantar el tramo de aorta dañado. Para ello el Marañón usó su avanzado laboratorio para este tipo de tecnología, que lleva operando desde hace seis años.

A partir de los datos del escáner hecho al paciente, el laboratorio fabricó en solo 10 horas una prótesis que encajaba a la perfección con la anatomía del paciente. Una vez hecha, los médicos procedieron a implantarla, salvando su vida.

Aunque el centro ya había fabricado otras prótesis antes, ésta fue la primera vez que hacían una en tiempo récord y la implantaban dentro de un paciente.

"Se la introdujimos en un tiempo récord, antes de que se produjera un sangrado fatal, que era lo que temíamos que sucediera en cualquier momento", han declarado los médicos al diario El Mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento