¿Lo dejarías todo por un curro?

  • Más de la mitad de los españoles cambiaría de país o de ciudad para conseguir el trabajo deseado
  • Los jóvenes y los hombres están más dispuestos a buscarse la vida fuera
  • La familia, el idioma y la vivienda son las mayores trabas a la hora de tomar la decisión
  • Y tú ¿te irías?
Hay muchas ataduras que hacen dificil tomar una decisión tan importante
Hay muchas ataduras que hacen dificil tomar una decisión tan importante
LUIS FRUTOS

No somos los más aventureros, ni los más trabajadores, ni los que manejamos más idiomas. Sin embargo, más de la mitad de los españoles (un 53%) está dispuesto a trasladarse a otro país para conseguir el trabajo deseado, incluso sin hablar correctamente el idioma del destino.

Un porcentaje elevado (y por tanto muy positivo para erradicar las carencias del mercado laboral), que se incrementa aún más si el cambio de residencia se realiza sin salir de España: tres de cada cuatro trabajadores (un 76%) no tendría problema en cambiar de ciudad por motivos laborales.

Son los alentadores resultados de un estudio elaborado por la multinacional especializada en recursos humanos Kelly Services a 115.000 trabajadores de todo el mundo.

Y ello a pesar de la infinidad de ataduras que nos dificultan tomar una decisión tan importante. Por ello, son los jóvenes, y más los hombres que las mujeres, los más dispuestos a buscarse la vida fuera de casa.

PRINCIPALES MOTIVOS PARA NO EMIGRAR

1º. La familia. El 64% de los encuestados alega que "los suyos" constituyen la principal razón para no abandonar su residencia actual.

2º. El idioma. España sigue estando a la cola de los países occidentalizados en lo que respecta al dominio de idiomas. Para un 39% de las personas ésta sería la mayor traba.

3º. La casa. El 29% de los españoles no se cambiaría ni de ciudad ni de país por el hecho de tener una vivienda en propiedad.

4º. Los niños. La educación de los hijos aparece como cuarto motivo de la lista. Los españoles se preocupan por las consecuencias que pueda tener la adaptación de los más pequeños a otro lugar (amigos, colegio, idioma...).

5º. Los impuestos. Las complicaciones con Hacienda preocupan al 9% de los españoles ante la idea de cambiar de residencia.

6º. Futuro. Un 6% piensa en los derechos sobre la pensión de jubilación.

En casita y fuera del curro

Eso sí, se cambie o no de lugar de residencia, el trabajador español no está dispuesto a perder el tiempo en desplazamientos al trabajo. Un 61% no dedicaría más de 45 minutos a ello, algo que no resulta nada fácil si tenemos en cuenta la ida y la vuelta en las grandes ciudades, y sólo el 17% emplearía más de una hora al día. En este aspecto, las mujeres se han manifestado más vagas que los hombres.

EN PRIMERA PERSONA

Pablo Nespereira Baigorri, cocinero.

"Una vez terminados los estudios decidí buscarme la vida en un sitio turístico donde abundaran hoteles de calidad para poder aprender y cosechar experiencia en todos los ámbitos de la cocina. Me ayudo mucho irme con un amigo y poder compartir piso, trabajo, penas y alegrías. Debido a la experiencia adquirida he podido regresar a casa y tener un puesto de trabajo que me hubiera sido muy difícil conseguir si no hubiera salido fuera a labrarme un futuro".

Gonzalo Ruiz Álvarez, informático.

"Después de dar tumbos por mil trabajos no relacionados con mis estudios en mi comunidad autónoma decidí buscarme la vida en otro lugar que me diera una oportunidad. No me di cuenta de lo que realmente llenaba mi vida era mi gente y mi familia, y eso, en mi opinión, hay pocos trabajos que te lo compensen".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento