AVE
Un AVE realiza una parada. EUROPA PRESS

Un tren de Alta Velocidad (AVE) que recorría el trayecto Sevilla-Barcelona en la tarde de este lunes ha sufrido un retraso de media hora sobre lo programado después de que la Policía haya tenido que intervenir ante la alteración del orden público que estaba llevando a cabo un usuario del servicio.

En concreto, según han destacado a Europa Press fuentes de Renfe, los hechos han tenido lugar en la parada que el tren efectuaba en Córdoba.

Por razones que no han trascendido, un cliente ha empezado a increpar al personal de a bordo, lo que ha motivado la intervención de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Así, a las 18.40 horas el tren circulaba ya con la reseñada demora de 30 minutos.

La propia cuenta de Twitter de Renfe se ha hecho eco de esta incidencia, aunque tampoco ha informado sobre más detalles al respecto.