Compromís ha decidido este lunes concurrir con el partido de Íñigo Errejón en las elecciones generales del próximo 10 de noviembre si el gran pacto a la izquierda del PSOE, junto a Unidas Podemos y Más Madrid, no prospera.

Bloc, Iniciativa pel Poble Valencià y Els Verds, integrantes de la coalición Compromís, han decidido en una reunión que ha comenzado a las 19.00 horas dar portazo a Pablo Iglesias y explorar la posibilidad de un acuerdo de "cooperación" con Errejón para montar una candidatura compartida en la Comunidad Valenciana.

El objetivo es alcanzar el 5% de los votos y al menos cinco diputados para conformar un grupo parlamentario propio en el Congreso. No obstante, la ejecutiva de la formación valenciana ha acordado mantener la invitación a Unidas Podemos para configurar una alianza más amplia.

No obstante, será la militancia quien tenga la última palabra en una consulta telemática antes de decidir si concurre en una alianza "lo más plural posible" donde se incluya Más Madrid y "otras formaciones de otros territorios del Estado".

Así lo estipula el comunicado final de consenso tras la reunión donde los tres partidos que conforman Compromís han expuesto sus puntos de vista sobre las posibles opciones de confluencia electoral ante la cita del 10 de noviembre: un gran espacio de izquierdas con Unidas Podemos y Más Madrid, una alianza solo con Pablo Iglesias u otra con Íñigo Errejón.

"El escenario ideal sería una plataforma amplia", señala el comunicado -esa era la apuesta de la líder de Iniciativa y vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra-, pero "ante la manifiesta imposibilidad de conseguirlo", la Ejecutiva ha acordado "por consenso" abrir la puerta a una alianza.

Esta debe ser, añade el comunicado final, "lo más plural posible" donde se incluya a Más Madrid y a otras formaciones de otros territorios del país, sin que se especifiqué cuándo ni cómo se hará esa consulta telemática a la militancia antes de adoptar una decisión final.

También se remarca que para Compromís, esta nueva convocatoria electoral ha estado "propiciada" por la "incapacidad" del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de llegar a acuerdos y conseguir los apoyos necesarios para conformar "un gobierno de progreso", lo cual ha provocado "un gran descontento a la ciudadanía".

Este mismo lunes, justo antes de la reunión, Mónica Oltra, coportavoz de Compromís, había adelantado que la formación "siempre se ha basado en la alianza" y ahora apuesta también "por una alianza amplia" en un momento en que se está produciendo "una ofensiva del bipartidismo antiguo y una ofensiva de la hegemonía neoliberal". Esa alianza, ha precisado, serviría para que los ciudadanos "no tengan que elegir entre varias papeletas que les puedan gustar por diferentes motivos cada una de ellas".

El diputado nacional de Compromís, Joan Baldoví, había reconocido también antes de la reunión que el proyecto de quien fuera "mano derecha" de Iglesias podría suponer "un espacio nuevo" en el que Compromís trabaje para ser parte de la solución "y no del problema" para lograr una mejor financiación para la Comunitat Valenciana.

La irrupción en las próximas elecciones generales de Más Madrid, la plataforma de Íñigo Errejón, ha provocado un debate en las confluencias de Unidas Podemos y de otros partidos de izquierda, como Compromís, sobre si pactar alianzas con la nueva candidatura o con la encabezada por Pablo Iglesias.

El paso dado por los de Errejón ha sido bien recibido por el PSOE con la esperanza de que ayude a sumar para que haya un gobierno de izquierda, mientras que Iglesias ha opinado que el que fuera su 'número dos' en Podemos es el candidato con el que el presidente del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, "preferiría" pactar.