El consejro de Sanidad, Miguel Rodríguez, en el servicio de Neurocirugía de Valdecilla
El consejro de Sanidad, Miguel Rodríguez, en el servicio de Neurocirugía de Valdecilla GOBIERNO DE CANTABRIA

El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla ha puesto en marcha de forma pionera en España un programa de neurocirugía oncológica ambulatoria con el que pretende mejorar la calidad de la asistencia que presta al paciente y contribuir a una mejor recuperación, disfrutando de las comodidades de su domicilio y la compañía de su familia el mismo día en el que se le extirpa el tumor.

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha puesto en valor los beneficios y la calidad de este programa, asegurando que representa un ejemplo de lo que tiene que ser la asistencia sanitaria actual, interdisciplinar y basada en la coordinación entre servicios.

Acompañado por el director gerente de Valdecilla, Rafael Tejido, el titular de Sanidad ha mantenido un encuentro con los profesionales implicados en este programa para conocer su desarrollo y aplicación, ha informado el Gobierno en nota de prensa.

Liderado por el Servicio de Neurocirugía, gracias a la cooperación y las innovaciones introducidas en los Servicios de Hospitalización Domiciliaria y Anestesiología y Reanimación, este programa permite aplicar a los pacientes con tumores cerebrales un procedimiento igual de eficaz y seguro que cuando permanecen ingresados en el hospital.

Aunque se espera que las indicaciones para este procedimiento ambulatorio vayan creciendo, por el momento sólo pueden beneficiarse voluntariamente los pacientes que cumplan con criterios "muy estrictos" en cuanto al tipo de tumor que padecen -muy bien localizado y en una zona accesible- y su estado de salud general, es decir, que no tengan patologías asociadas importantes, ni respiratoria, ni cardiaca, ni sistémica, que recomienden un ingreso hospitalario.

El responsable del programa, el doctor Carlos Velásquez, formado en el Toronto Western Hospital de la Universidad de Toronto, pionero a nivel mundial en este tipo de procedimientos, gracias a una beca del Instituto de Investigación Sanitaria Valdecilla (IDIVAL), ha explicado que ponerlo en marcha en Valdecilla "ha implicado mucho trabajo de un equipo muy grande de profesionales, aunque probablemente lo más difícil para todo el equipo y la población en general sea el cambio de paradigma, el cambio de mentalidad de que después de una cirugía de un tumor cerebral el paciente se puede ir a casa".

En este sentido, ha subrayado la idea de que el procedimiento se aplica a pacientes "muy bien seleccionados" y una vez que en el posoperatorio se comprueba, de nuevo, que "cumplen con todos los requisitos para poder marcharse a casa".

Así, después de la selección del paciente teniendo en cuenta multitud de parámetros, el día de la intervención se lleva a cabo un procedimiento anestésico y quirúrgico "mucho menos invasivo" de lo habitual.

Esta forma de proceder es factible gracias a la amplia experiencia en Neurocirugía oncológica y también a la dotación de medios técnicos de Valdecilla -el neuronavegador, la tractografía, la ecografía intraoperatoria o el monitor hemodinámico- que facilitan que el paciente pueda disfrutar de unas condiciones de recuperación mejores a pesar de haberse sometido a una cirugía tan delicada.

Finalizada la intervención, el paciente permanece en observación durante unas horas en el Hospital de Día Quirúrgico para controlar el posoperatorio inmediato y volver a evaluar si cumple con los criterios de alta en condiciones de seguridad. Si todos los parámetros son favorables, recibe el alta hospitalaria y es ingresado en su domicilio.

Ya en casa, es atendido las 24 horas por los profesionales especialistas del Servicio de Hospitalización Domiciliaria que, además de haberse formado específicamente en la atención a los pacientes neuroquirúrgicos, se mantienen en contacto durante toda la recuperación con el Servicio de Neurocirugía y de Anestesia para hacer frente a cualquier eventual complicación.

Después de 30 años prestando este servicio, que trasciende de la mera atención y trabaja con la filosofía de "montar una habitación de hospital en la casa del paciente", la cartera de servicios que prestan los profesionales de Hospitalización Domiciliaria ha ido ampliándose progresivamente hasta incluir actualmente a los pacientes de este programa.

HOSPITAL EN CASA DE LOS PACIENTES

Tal y como ha afirmado el doctor Velásquez, esperan que este programa de neurocirugía oncológica ambulatoria "crezca". "Hay un nuevo paradigma a nivel mundial; los hospitales cada vez van a tener unidades más especializadas para la hospitalización, pero todo lo que pueda ser ambulatorio se va a hacer ambulatorio, llevando el hospital a la casa de los pacientes", ha dicho.

Por su parte, la anestesista de Valdecilla Angelina Rodríguez, ha explicado que "la buena actitud de todo el mundo y el trabajo en equipo ha conseguido que saliera adelante con éxito y que pusiéramos las bases para que este proyecto siga adelante, se incorporen muchos más pacientes y que sea ejemplo para añadir otro tipo de procedimientos a la cirugía ambulatoria, que probablemente sea el futuro".

Al respecto, Isabel Sampedro, médico del Servicio de Hospitalización Domiciliaria de Valdecilla, ha aclarado que "cuando el paciente necesita alta tecnología, el hospital es el sitio ideal para estar, pero cuando está estable, el mejor sitio para estar es su casa, con su familia" y para facilitarlo "gastamos mucho dinero". En este sentido ha apuntado que se trata de un Servicio "dinámico, en continuo crecimiento y de referencia a nivel nacional".

En términos similares se ha pronunciado el doctor Rubén Martín, jefe del Servicio de Neurocirugía, asegurando que "actualmente existe una gran preocupación a nivel internacional en la mejoría de la recuperación de los pacientes tras la cirugía, siendo la ambulatorización del postoperatorio una de las medidas que mayor impacto tiene en este sentido".

Ha añadido que "la aparición de soluciones tecnológicas que permiten obtener información continua de las constantes y la situación del enfermo, posibilita que la convalecencia de cirugías de extrema de delicadeza como las nuestras pueda realizarse con la misma o mayor seguridad en el domicilio del paciente".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.