Los presidentes de las cuatro patronales hoteleras canarias
Los presidentes de las cuatro patronales hoteleras canarias ASHOTEL

Ante esta situación, solicitan al Ejecutivo canario y al nacional en funciones un paquete de medidas que atenúe los posibles efectos sobre la economía canaria.

Los hoteleros informan en un comunicado conjunto de que se está atendiendo a todos los afectados -en torno a los 35.000, según datos del Gobierno de Canarias- para que, en la medida de lo posible, no se conviertan "en víctimas de un problema que no han generado".

Las patronales insisten en la necesidad de abordar con la "serenidad necesaria" esta delicada situación para que la imagen del destino Canarias no se vea afectada por "malas prácticas" de los operadores, tal y como está ocurriendo en otros destinos no europeos con los que trabajaba Thomas Cook.

Igualmente, quieren manifestar el rechazo al concepto "repatriación" de turistas británicos puesto que de lo que se trata es de ofrecer un servicio de atención profesionalizado en una situación no generada ni por el destino, ni por los turistas que han utilizado los servicios de la compañía.

"No se trata de una evacuación o de una repatriación. Por tanto, la imagen que se dé en estos momentos iniciales de la gestión de la crisis es fundamental, aun siendo plenamente conscientes del problema que representa la crisis del turoperador", afirman.

En segundo lugar, los hoteleros consideran que es necesario articular un plan de contingencia de atención, traslado y estancias en aeropuertos de Canarias para ofrecer el mejor servicio posible a todos aquellos usuarios de la compañía que pudieran verse afectados por retrasos en los vuelos o conexiones.

REDUCIR COTIZACIONES A LA SEGURIDAD SOCIAL

Asimismo, al Ejecutivo autonómico, con el que se ha estado en contacto telefónico "en todo momento", se solicita la activación de una campaña de promoción especial para el mercado británico y la apertura de una ronda de negociaciones con otros turoperadores y aerolíneas en las rutas y destinos en los que Thomas Cook operaba, a fin de poder reasignar cupos y rutas "lo antes posible".

Los hoteleros piden igualmente al Estado, como medida de "extrema urgencia", la reducción a cero de las tasas aeroportuarias con efecto inmediato en los vuelos de entrada y salida de Canarias.

En paralelo, afirman se hace preciso activar "de inmediato" otras medidas, como son la reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social para las empresas turísticas canarias que se hayan visto afectadas por la quiebra a fin de que puedan seguir manteniendo el empleo en la temporada de invierno que está a punto de comenzar.