Espera junto al equipaje
Varios pasajeros esperan pacientemente en la terminal del aeropuerto de Menorca, tras las cancelaciones de vuelos por la quiebra del touroperador Thomas Cook. David Arquimbau Sintes / EFE

Thomas Cook ha confirmado que todas las compañías del Reino Unido en su grupo han dejado de cotizar, incluida Thomas Cook Airlines.

Como resultado, todos los vuelos proporcionados por estas compañías han sido cancelados y ya no están operativos.

Para resolver esta situación, la web de Thomas Cook ha proporcionado una serie de recomendaciones para sus clientes, tanto para los que se encuentran en el extranjero como para los que tenían vuelos reservados.

Clientes en el extranjero

Si actualmente se encuentra en el extranjero, la empresa británica está proporcionando nuevos vuelos para regresar a Reino Unido. Estos vuelos de repatriación solo estarán operativos durante las próximas dos semanas (hasta el 6 de octubre de 2019) y solo están disponibles para pasajeros cuyo viaje se originó en el Reino Unido.

Si no es su caso, deberá costearse el regreso con otra com0pañía, salvo que haya contratado un seguro de viaje.Se están haciendo diferentes arreglos de repatriación para diferentes lugares, así que revise su vuelo de regreso para encontrar los detalles.

Si reservó un paquete turístico a través de Thomas Cook pero su vuelo es con otra aerolínea, es posible que no se vea afectado y que pueda viajar en ese vuelo según lo planeado. Sin embargo, otros elementos del paquete, como el alojamiento y los traslados, se verán afectados.

Clientes con reserva

Todas las reservas relacionadas con la empresa Thomas Cook se cancelarán a partir del 23 de septiembre de 2019.

Algunas de las reservas de paquetes de vacaciones de Thomas Cook incluyen vuelos con aerolíneas no relacionadas con el Grupo Thomas Cook. Si el vuelo de regreso no es con la aerolínea de Thomas Cook, aún puede ser válido. Sin embargo, el alojamiento, los traslados y otros servicios, pueden verse afectados.

Para más informaicón, visite la página web de Thomas Cook.

La OCU recomienda

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha recordado que la agencia es "responsable" de gestionar el viaje de vuelta al lugar de origen, según recoge la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y que, en su última modificación, de diciembre de 2018, "traspone a España las obligaciones de la directiva de viajes combinados".

Dicha directiva "obliga" a organizadores y minoristas de viajes combinados establecidos en el ámbito de la Unión Europea a constituir una garantía que cubra las contingencias en caso de insolvencia.

Esta garantía podrá constituirse mediante la creación de un fondo de garantía, la contratación de un seguro, un aval u otra garantía financiera, según expuso la organización de consumidores.

En virtud de dicha normativa, si un consumidor contrató un viaje combinado con Thomas Cook, es la agencia con la que ha contratado quien "debe responder", insistió OCU.

Si el viajero ya había iniciado el viaje, será la agencia de viajes la que "debe adoptar las soluciones para continuar el viaje organizado, sin suplemento de precio alguno para el viajero", abundó.

Además, si las soluciones que propone el organizador "no son aceptables o el viajero las rechaza por razón justificada", el responsable de la organización "deberá facilitar al consumidor un transporte equivalente para regresar al lugar de origen, sin coste", según OCU.

Por su parte, si el viajero aún no ha comenzado el viaje pero ha pagado su precio, es posible "resolver el contrato sin penalización, pues no se ha prestado el servicio y deben devolver el dinero al pasajero".

No obstante, la agencia puede proponer una "modificación, especificando las variaciones y cómo afecta al precio" y el viajero tiene la opción de decidir, en tres días, si le conviene.

De lo contrario, la normativa entiende que el consumidor opta por la resolución del contrato y, en ese caso, tiene derecho al "reembolso de todas las cantidades pagadas o a realizar un viaje combinado de calidad equivalente o superior siempre que el organizador o detallista pueda proponérselo", señaló la organización a través de un comunicado.

En caso de que el consumidor haya pagado su billete de avión con tarjeta, la "mejor opción" para recuperar el dinero sería, según OCU, hacerlo a través del emisor de la tarjeta con la que lo pagó por lo que es a esta entidad a la que se debe solicitar la devolución del cargo.

"En cualquier caso, como la cancelación se debe a circunstancias extraordinarias, los usuarios no tienen derecho a una indemnización adicional", espetó.