Almeida y Caballero
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (izquierda), conversa con el regidor de Vigo, Abel Caballero, durante la inauguración del XII Pleno de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP). FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE MUNICIPIOS Y PROVINCIAS

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha bromeado este sábado con el regidor de Vigo, Abel Caballero, sobre que la capital tendrá una mejor iluminación navideña que la de la ciudad gallega y que desde Vigo va a ver las luces de Madrid, a lo que el socialista le ha respondido que contra Vigo es "imposible competir".

Antes de la inauguración del XII Pleno de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) ambos regidores han mantenido una conversación distendida, en la que Almeida le ha dicho que arrebataría a Vigo la cantidad del número de bombillas en las calles durante Navidad.

A esto, Caballero le ha contestado que es "imposible" que les derroten en la iluminación navideña; al tiempo que ha invitado al regidor de la capital a asistir al encendido de luces de Navidad en su ciudad, que tendrá lugar el 23 de noviembre a las 20.30 h.

Más iluminación que el año pasado

La instalación del alumbrado navideño en las calles de Vigo ya comenzó el pasado 11 de septiembre, cuando el alcalde de la ciudad confirmaba que la ornamentación sería superior a la del año pasado: "Vamos a instalar 10 millones de luces led, 2.700 arcos, habrá 334 calles iluminadas, luces en 465 árboles, el árbol gigante de Porta do Sol será más alto, volveremos a instalar el muñeco de nieve y la caja gigante de regalo, la bola-nave espacial, y una gran noria que mide más de 60 metros".

A ello se sumarán otros atractivos, como los mercadillos, la pista de hielo, el poblado navideño, y otros adornos. "El resplandor de Vigo se va a ver desde todos los lugares de España, y también desde Nueva York, Londres, París, Roma...", proclamó Caballero, quien espera superar los 2 millones de visitantes que, según los cálculos del ayuntamiento, pasaron por el centro de Vigo en la última campaña navideña.

"Van a ser unas luces tan excepcionales que esta vez me va a llamar el alcalde de Nueva de York a mí para decirme que viene a verlas", bromeó entonces.