Lucca Larkin
Imagen del niño británico Lucca Larkin. FACEBOOK

Lucca Larkin, un niño de 10 años de Radcliffe, cerca de Manchester, ha sido diagnosticado con un tumor cerebral después de que su madre culpara a un exceso de uso de la PlayStation de los dolores de cabeza del menor, revela el Daily Mail.

El niño empezó a quejarse de dolores de cabeza en agosto y en un principio, Shallie, su madre, pensó que sería por algún problema de visión. Tras una visita al optometrista que no reveló ningún problema, la madre y Simon, su padre, prohibió al niño que usara su videoconsola, a la que culpaban de las cefaleas.

Como los dolores persistían, acudieron al médico, que diagnosticó sinusitis y prescribió un tratamiento que tampoco funcionó. Shallie empezó a temerse lo peor y acudió a urgencias. Más pruebas revelaron la dura realidad: Lucca tenía un medulobastoma, un tipo de tumor cerebral.

El pasado 3 de septiembre, Lucca fue sometido a una operación para extirpar parte del tumor. La cirugía no pudo retirar toda la masa tumoral, así que el pequeño tendrá que someterse ahora a radioterapia y quimioterapia.