El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha reclamado este viernes a EH Bildu en el Parlamento Vasco que realice "una revisión autocrítica" de su pasado "desde una posición ética, no desde una posición táctica" porque "matar estuvo mal y punto".

Durante su turno de réplica a los grupos parlamentarios en el debate de política general, Urkullu ha señalado que, en la ponencia de Memoria y Convivencia del Parlamento vasco, se debe abordar "una mirada crítica al pasado y la violencia".

En este sentido, ha apuntado que EH Bildu "debe realizar una revisión autocrítica" de su pasado "desde una posición ética, no desde una posición táctica".

Ante las críticas de la coalición soberanista a lo que considera que supone "elevar el listón de la exigencia", el Lehendakari le ha dicho que "no se vaya por la ramas". "Matar estuvo mal y punto", ha asegurado.

Además, ha mostrado el compromiso de su Ejecutivo para "llevar más allá el tema de la memoria, siempre desde el consenso", y también ha abogado por continuar trabajando para poner fin a "la situación de excepcionalidad de la política penitenciaria".

En este punto, se ha dirigido, de nuevo, a EH Bildu para afirmar que el acuerdo alcanzado entre las acusaciones y los encausados en el sumario 11/13, que les permitió eludir penas de cárcel tras reconocer de su integración o vinculación al 'KT/Koordinazioa taldea", que la Fiscalía situó bajo la dirección de ETA, "es un acuerdo bueno", que se puede aplicar también "en otros ámbitos", como el penitenciario.

El presidente del Gobierno Vasco ha pedido al presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, que se sume a "la convivencia se está consolidando en la sociedad vasca". Tras recordar que en el Parlamento Vasco se ha votado "reiteradamente contra los homenajes a los miembros de ETA", le ha instado a que no presente esta cuestión como una realidad que les divide. "Sabe usted que no es verdad", ha añadido.

El Lehendakari ha emplazado al PP a participar en la ponencia de Memoria y Convivencia para trabajar "juntos en el suelo ético", y ha recordado que, en su momento, ya se consensó con los populares esta cuestión en la Cámara.

Asimismo, se ha referido al programa educativo Herenegun, sobre el historia reciente de Euskadi, que incluye la historia de ETA, y ha afirmado que los grupos saben que el Gobierno Vasco trabaja "en las correcciones necesarias" porque quizá, en su día, no se explicaron "bien". "Vamos a contrastar el programa piloto, evaluarlo y seguir mejorando", ha aseverado.

DERECHOS HISTÓRICOS

También ha emplazado al Partido Popular, al igual que a EH Bildu y al resto de partidos, a sumarse a un acuerdo sobre autogobierno. Además, ha mostrado su preocupación por la negación de algunos partidos a "los derechos históricos de los territorios vascos".

"Para los que se quieren hacer defensores del constitucionalismo, recuerdo que los derechos históricos están recogidos en la Constitución y reconocidos por el Tribunal Constitucional. Hasta ahora, Ciudadanos y Vox los han negado políticamente y es preocupante que se sumen voces acreditadas del PP", ha apuntado.

A su juicio, "esa negación significa salirse del espíritu, letra y

pacto entre la sociedad vasca y el Estado". Tras recordar a los populares que "la derecha española se quedó fuera del pacto estatutario hace 40 años" y ahora pretende "darles lecciones" sobre el Estatuto de Gernika, ha apuntado que, cuando han estado en el Ejecutivo del Estado, "no han hecho nada por cumplirlo". "Siete años en el Gobierno y ha habido cero reuniones de la comisión mixta de transferencias", ha afirmado.

Por ello, tras señalar que Euskadi tendrá "un nuevo pacto político", ha emplazado a que este sea "más sólido y profundo" que el actual, ha emplazado al PP a que "no se quede atrás, participe y sume".

Iñigo Urkullu ha asegurado que su Ejecutivo reclama el traspaso de la gestión del régimen económico de la Seguridad Social como "una prioridad", tal como incluye el Estatuto, y ha apuntado que las pensiones estarían "más garantizadas" si se gestionaran en Euskadi.

El presidente del Gobierno Vasco ha insistido en que se "aproveche la oportunidad del momento" en la ponencia de autogobierno para "ensanchar" el consenso, "poner el foco en lo que nos une y avanzar en un acuerdo viable que tenga recorrido institucional y sea refrendado por la sociedad vasca".

"Necesitamos acuerdos con amplio respaldo para fortalecernos como nación. El proyecto de autogobierno tiene que representar un avance importante respecto al actual Estatuto, afianzando el poder contenido con los mecanismos de garantías suficientes", ha indicado. En esta línea, ha defendido que 'vía vasca' "no es unilateral, es multilateral", y es la que se lleva "ejerciendo décadas, la vía progresiva que ha dado resultados progresivos".

NUEVO FORALISMO DEL PP

Iñigo Urkullu ha asegurado "el nuevo foralismo" que el PP de Euskadi ha defendido en su convención, "pretende el debilitamiento del sistema institucional vasco". "Su propuesta es reducir ingresos, reducir las aportaciones al Gobierno Vasco. Por lo tanto, su propuesta limita la posibilidad de ofrecer sistemas esenciales", ha apuntado.

Asimismo, considera que Alfonso Alonso hace "una interpretación de los derechos históricos provincialista, no foralista". "Tampoco comparto su ideario neoliberal, de debilitamiento de las políticas públicas. Creo que

una sociedad más injusta es la que se derivaría de esa política que usted plantea, y que choca con mi compromiso humanista y con la puesta por la cohesión y justicia social. Da la impresión de que, con esta filosofía política, su centro es el mercado, el mío es la persona", ha aseverado.

También ha mostrado su preocupación por el tono utilizado en el pleno

el dirigente popular para trazar "líneas rojas, que va poniendo en el camino de manera sibilina", para no facilitar acuerdos y "autojustificarse de su autoexclusión".

Asimismo, ha rechazado "la situación catastrofista" que ha descrito de Euskadi y ha asegurado que "la realidad es la contraria". "Ha mejorado en todos los parámetros en estos últimos cinco años y está mejor preparada", ha añadido, para asegurar que se trata de "un logro colectivo". Iñigo Urkullu ha preguntado a Alonso por qué, "en lugar de poner palos en las ruedas, no se suma a esta tarea".

"ORGULLOSO DEL GOBIERNO"

En respuesta a la líder del PSE-EE, ha asegurado que el Gobierno Vasco "funciona" y ha apuntado que se sienten "orgullosos de haberlo compartido" con los socialistas "en muchas instituciones" de Euskadi. "Estamos trabajando juntos para dar respuesta a las necesidades de la personas, especialmente al empleo. Es nuestra prioridad, como avanzar en la cohesión social", ha apuntado.

En cuando a las críticas de Mendia al "Concierto Político" que ha defendido el Lehendakari, ha recordado que en la ponencia de autogobierno compartieron el objetivo de alcanzar un acuerdo para profundizar en el autogobierno, que significa más bienestar". "¿Qué diferencia hay que interpretar Concierto Económico, que tiene un sistema bilateral de garantías, a un Concierto Político, también con un sistema bilateral de garantías?", ha preguntado.

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que su Gobierno mantendrá la "serenidad y constancia" con el objetivo de "cumplir sus compromisos", al margen de "cábalas sobre adelantos electorales". Además, ha agradecido al PNV y PSE "su lealtad" porque, "a la hora de desacuerdos, se ha hecho un esfuerzo por el consenso".

Por último, ha querido transmitir a la sociedad vasca "un mensaje de serenidad y constancia". "No nos vamos a dejar arrastrar por la tensión política permanente, el Gobierno Vasco va a aplicar la constancia y la perseverancia, para seguir preservando un marco de entendimiento y colaboración", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Álava.