Blanca Martín en una foto de familia en Roma durante la reunión del Grupo de Trabajo 'Migración, Política Social y Derechos Humanos' de la CALRE
Blanca Martín en una foto de familia en Roma durante la reunión del Grupo de Trabajo 'Migración, Política Social y Derechos Humanos' de la CALRE ASAMBLEA DE EXTREMADURA

Martín ha realizado estas declaraciones en el encuentro del Grupo de Trabajo "Migración, Política Social y Derechos Humanos. Menores Extranjeros no Acompañados" de la Conferencia de las Asambleas Legislativas Regionales de Europa (CALRE), presidido por la Región del Lazio.

Ha subrayado que son precisamente las administraciones regionales y locales las "más cercanas" al ciudadano, y quienes deben gestionar "directamente" los flujos migratorios en "todo lo relativo" a la prestación de servicios sociales a las personas que llegan procedentes de otros países.

SOLIDARIDAD

La presidenta del Legislativo extremeño ha recordado la respuesta del Gobierno de España y de Extremadura en 2006 a la conocida como "crisis de los cayucos".

En ese momento Extremadura se convirtió en comunidad receptora de menores extranjeros no acompañados. "Aunque las competencias son del Gobierno central, nos regimos por el principio de solidaridad que establece la Constitución", ha destacado Martín, quien ha manifestado que en aquel momento sí se contó con la "colaboración" del Estado.

Así, ha explicado que la tutela fue asumida por parte de las comunidades autónomas, quienes realizaron un seguimiento de cada caso concreto y velaron por que los jóvenes entraran a formar parte del sistema educativo y recibieran formación para posteriormente encontrar un puesto de trabajo en España "si así era su deseo".

LA RESPUESTA EXTREMEÑA

La presidenta de la Asamblea de Extremadura ha reflexionado también sobre la crisis humanitaria que vive Europa en el Mediterráneo, al tiempo que ha manifestado que es precisamente Italia uno de los países que "más" migrantes ha recibido ante una "cierta insolidaridad" por parte del resto de naciones europeas, a la vez que ha recordado que España "no" cumplió los cupos establecidos para acoger a personas refugiadas pese a que regiones como Extremadura pusieron a su "disposición" su infraestructura.

Asimismo, Martín ha subrayado el "cambio" experimentado tras la entrada de nuevo gobierno en España y la "respuesta" de Extremadura en el verano del pasado año ante la "saturación" de los servicios de emergencia y acogida de Andalucía.

De este modo, ha recordado que la Junta de Extremadura, en colaboración con el Gobierno de España y Cruz Roja Española en Extremadura, pusieron en marcha un centro de acogida temporal de migrantes en tránsito que ha atendido las necesidades de menores, adultos y mujeres procedentes de otros países, principalmente del África Subsahariana.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.