Qué gérmenes no eliminan los geles antibacterianos

  • Estos productos se pusieron de moda a raíz de la pandemia de gripe A de 2009.
Los geles antibacterianos no son tan eficaces como el agua y el jabón.
Los geles antibacterianos no son tan eficaces como el agua y el jabón.
GETTYIMAGES

La gripe A fue una pandemia en el año 2009 que hizo que diferentes organismos, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), informasen sobre las precauciones que había que tomar para protegerse, lo máximo posible, de contraer esta enfermedad. Una de las recomendaciones era "lávese las manos con agua y jabón de forma frecuente y meticulosa". Esto provocó que se empezasen a poner de moda los geles antibacterianos.

El uso y abuso de este producto hizo que se llegase a considerar un sustituto del agua y el jabón. Su facilidad de uso y la posibilidad de transportarlo sin ningún problema ha hecho que, aún en la actualidad, muchas personas recurran a los geles antibacterianos en lugar de lavarse las manos con normalidad.

El problema ha surgido cuando el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) ha comunicado que, si bien los geles antibacterianos reducen una cantidad importante de microbios que puede haber en las manos, no lo hacen por completo. Además, muchas veces los matan, pero no los eliminan.

Pero esto no es todo. Existen gérmenes para los que estos geles son completamente ineficaces. Estamos hablando del Cryptosporidium y Clostridium difficile que provocan diarrea, náuseas, dolor de estómago, deshidratación, fiebre... ¿De qué forma se puede prevenir esto? Muy sencillo, hay que utilizar los geles antibacterianos de manera muy puntual y, el resto del tiempo, hacer uso del agua y el jabón.

Asimismo, el CDC advierte que cuando las manos están especialmente sucias, por ejemplo, manchadas con barro o demasiado grasas, los geles antibacterianos no funcionarán bien. De hecho, solo son una medida de higiene para manos ligeramente sucias.

Recomendaciones de uso de los geles antibacterianos

Aunque el CDC prima el uso del agua y el jabón, existen recomendaciones para hacer un buen uso de los geles antibacterianos en el caso de que no haya opción de lavarse las manos. Estas son algunas de ellas que recoge el Centro Nacional para la información Biotecnológica (NCBI):

- Los geles antibacterianos deben tener como base el alcohol y cuanta más cantidad, mejor. Como señala el NCBI, "las soluciones que contienen un 60% o 95% de alcohol son las más efectivas".

- Su eficacia dependerá de la cantidad de producto que se use. Se recomienda que el gel cubra toda la mano y se frote incidiendo entre los dedos y las uñas. Esto debe hacerse durante unos 30 segundos.

- Estos geles están preparados para no tener que utilizar ninguna toalla ni agua después de su uso. Por eso, se debe dejar que se sequen para que su efecto sea el esperado.

A pesar de que existen geles antibacterianos sin alcohol, su uso no se aconseja. Como hemos visto, cuanta mayor sea la concentración de esta sustancia, el producto será mucho más eficaz.

Aunque los geles antibacterianos evitan que las manos se irriten debido a lavarlas en exceso, se recomienda no abusar de ellos. Es preferible utilizar agua con jabón (este no tiene por qué ser antibacteriano). De esta forma, sí estaremos eliminando los gérmenes que estos geles no pueden combatir.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento