Acto de apertura del año judicial en Aragón
Acto de apertura del año judicial en Aragón EUROPA PRESS

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), Manuel Bellido, ha apelado a una reforma "en profundidad" de la organización de la Justicia ya que el modelo actual "tiene su origen en el siglo XIX" y responde a las necesidades "de la sociedad preindustrial", además abogar por finalizar su digitalización.

Así lo ha señalado durante el acto de apertura del año judicial en la Comunidad autónoma, que ha tenido lugar este viernes, 20 de septiembre, en el Palacio de los Condes de Morata de Zaragoza, sede del TSJA, al que han asistido el presidente de Aragón, Javier Lambán, el de las Cortes autonómicas, Javier Sada, la delegada del Gobierno central en la Comunidad, Carmen Sánchez, y el Justicia de Aragón, Ángel Dolado.

Bellido ha esgrimido que la modernización de la Justicia requiere cambiar un modelo de organización "obsoleto", en el que cada unidad judicial funciona "con casi absoluta exclusividad y autonomía para organizar el trabajo", para lo que hay que "romper" esa "atomización", concentrando a funcionarios y servicios para que "sirvan a varios órganos, en los partidos judiciales donde por su extensión resulte conveniente".

El objetivo final debería ser la integración de jueces y magistrados en un mismo orden jurisdiccional, igual instancia y ámbito territorial en un solo tribunal, "que sería de Primera Instancia o de Segunda, según el caso", ha sintetizado.

Bellido ha dicho también que para esta transformación se debe contar con todos los implicados y su finalidad no solo es económica, sino "una mejora en la calidad y eficiencia de la justicia", que debe ser "una herramienta adecuada y ágil para que los jueces puedan cumplir con plena independencia su función constitucional de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado".

ARAGÓN, A LA CABEZA

El presidente del TSJA ha manifestado que la pasada legislatura se dio un "paso trascendental" en la modernización de la justicia aragonesa, acometiendo su digitalización y colocando a la Comunidad autónoma "en una posición avanzada" gracias a la colaboración entre los gestores y los usuarios del nuevo sistema.

Ha reconocido que la transformación es "compleja y difícil", pero "no podemos perder la oportunidad", sino que hay que alcanzar la "completa digitalización", que va a suponer "un nuevo modelo de relación entre los ciudadanos, las empresas y las instituciones".

Además de enumerar las diferentes ventajas de la digitalización, ha comentado que los jueces son "posiblemente los más afectados" por el "estudio y reflexión que deben realizar sobre un ingente material probatorio antes en papel" por lo que ha pedido "mejorar las herramientas que afecta específicamente" a este trabajo y reforzar la formación.

Manuel Bellido ha aprovechado este acto para reclamar la potenciación de la mediación intrajudicial, respecto a la que "se han realizado importantes avances", si bien "llevamos demasiado tiempo limitados por experiencias y proyectos piloto" por lo que "resulta necesario institucionalizar la mediación a través de una unidad específica integrada bien en los servicios comunes de la oficina judicial, cuando se implante, o en los decanatos", ha dicho.

También ha solicitado "avanzar" en la ejecución del plan director del edificio sede del TSJA, "una actuación ambiciosa que permitirá adaptarlo a las exigencias de la justicia moderna y, al mismo tiempo, realizar las reformas necesarias para proteger esta joya arquitectónica en beneficio de todos los aragoneses".

PUNTOS DÉBILES

El presidente del TSJA se ha referido al papel de los tribunales de justicia en la garantía de los derechos humanos, que "todavía presenta puntos débiles", como "los numerosos casos de violencia contra la mujer" o las situaciones de discriminación o abuso a las personas que emigran, ha apuntado.

Asimismo, ha mencionado la "tentación de reducir las libertades en aras de una mayor seguridad ante el peligro del terrorismo global o los flujos migratorios" y los riesgos del desarrollo científico y tecnológico, como los que se pueden derivar de la utilización y el tratamiento de los datos personales.

Bellido ha sostenido que los tribunales "están teniendo también una importante actuación para garantizar la protección de los más débiles frente a los exceso del sistema económico y las consecuencias de la crisis" y ha comentado que se ha generado un "alud" de demandas en materia de condiciones generales de contratación "con el riesgo de colapsar la jurisdicción civil".

En este punto, ha indicado que el Juzgado especializado de Primaria Instancia número 12 de Zaragoza ha tenido que ser reforzado con tres magistrados puestos que desde mediados de 2017 ha registrado casi 11.000 demandas y la sección quinta de la Audiencia Provincial de Zaragoza, que conoce en apelación, se ha tenido que duplicar con una sección bis.

El presidente del TSJA ha señalado que es "imprescindible" mantener el número de funcionarios de refuerzo que ha proporcionado el Gobierno de Aragón, "teniendo en cuenta, además, que los resultados están siendo muy positivos puesto que la Comunidad autónoma se ha situado como la segunda con una mayor tasa de resolución de estos asuntos".

Por otra parte, Bellido ha destacado el trabajo de la justicia en la defensa del medio ambiente y en la persecución y castigo de la corrupción "que tanto daño ha generado a nuestra democracia, minando la confianza ciudadana en las instituciones".

También se ha referido al enjuiciamiento por parte del Tribunal Supremo del proceso penal derivado de la declaración de independencia unilateral del Gobierno catalán, "cuya próxima sentencia tendrá una trascendencia política y social muy relevante".

IMPORTANCIA DEL MINISTERIO FISCAL

El Fiscal General de Aragón, José María Rivera, ha opinado que el año judicial que acaba de terminar "ha tenido una especial importancia para el Ministerio Fiscal" ya que debido a la retransmisión televisiva del juicio del procés "la ciudadanía ha constatado la labor" de este órgano "y ha tomado conciencia de la existencia e importancia de esta institución".

Rivera ha añadido que esta no siempre ha sido bien conocida y se la ha encasillado en ocasiones, mientras que "la modélica actuación de los cuatro Fiscales de Sala" del procés ha supuesto "un reconocimiento a la labor" de este ministerio.

"Estos cuatro fiscales no han acusado, han defendido la Constitución como garantía que es de los derechos de todos los españoles, frente a aquellos que pretendían vulnerarla y conculcar por tanto el derecho de todos", ha expuesto. Asimismo, ha señalado que su trabajo ha sido respaldado en todo momento por la Fiscal General del Estado y de muchos fiscales.

Por otra parte, Rivera ha relatado la labor de esta institución en la protección de los derechos fundamentales de los ciudadanos y ha subrayado la contribución que ha supuesto en esta tarea la progresiva especialización del Ministerio Fiscal "en aras de lograr una mayor eficiencia" y "como respuesta a las nuevas formas de criminalidad que han ido surgiendo en los últimos tiempos".

"Esta opción tiene su máxima expresión en los Fiscales de Sala especialistas y sus delegados en las fiscalías autonómicas y provinciales", situando a esta institución "a la vanguardia", con especializaciones contra la violencia sobre la mujer, medio ambiente y urbanismo, menores, siniestralidad laboral, seguridad vial, extranjería, delincuencia informática y económica, antidroga y delitos de odio, entre otras.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.