Zona del Port Olímpic donde se han producido el apuñalamiento.
Zona del Port Olímpic donde se produjo el apuñalamiento. ACN

La segunda gran transformación de la línea de mar de Barcelona está a punto de iniciarse. Si las obras con motivo de los Juegos Olímpicos del 92 hicieron que la ciudad se abriera al mar, hoy aquella zona se ha convertido un "área caliente" de inseguridad que los vecinos celebran que esté a punto de ver el final.

El plenario del próximo lunes 30 de septiembre ha de aprobar el cambio de usos del Port Olímpic lo que supondrá que en el plazo máximo de un mes la Generalitat y el Ayuntamiento podrán firmar el documento que dejará el manos municipales la gestión de esta zona del puerto.

El presidente de la Asociación de Vecinos de la Vila Olímpica, Jordi Giró, espera que los grupos municipales aprueben "de nuevo y por unaminidad" este cambio que permitirá "la transformación no solo del Port Olímpic, sino que supondrá un cambio radical por la ciudad", asegura.

Y es que el plan de futuro contempla que Barcelona tenga conectado "desde primera línea de mar" todo su litoral "desde el hotel W hasta el Fòrum" explica ilusionado Giró quién afirma que además "se abrirá una gran expectativa económica, de ocio, y goce de la ciudad".

La previsión es que el nuevo Port Olímpic tenga 48.000 metros cuadrados de espacio de uso público -más del doble de los que hay ahora- en buena parte gracias a la reducción de las plazas de aparcamiento que hay en superficie, que pasarán de unas 500 a entre 100 y 150.

Uno del cambios más importantes será que se eliminará la rampa de acceso al puerto para coches desde la calle de la Marina y este tramo de calle, entre las torres Mapfre y el mar, quedará pacificado y de uso exclusivo para peatones.

Toda la zona del puerto estará conectada con la Barceloneta por la línea de mar. Uno de los cambios más importantes será la reconversión de la zona comercial y de restauración en zona de actividades deportivas relacionadas con la náutica que "abrirá una transformación económica y creación de puestos de trabajo para gente joven de la ciudad" afirma Giró. También los locales, pasarán de ser solo al ocio a ofrecer restauración.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.