9.000 pavos en una granja de Alicante murieron ahogados durante la Gota Fría

  • "Encajonaron la carretera en esta zona y por eso llegó el agua aquí", defiende el dueño.
  • El Consejo de Ministros aprueba 774 millones para paliar los efectos de la DANA y los incendios.
Imagen de un pavo salvaje.
Imagen de un pavo salvaje.
Wikipedia Commons

Unos 9.000 pavos de una granja de Almoradí (Alicante) que estaba previsto vender durante la próxima Navidad han muerto ahogados a causa de las inundaciones del reciente episodio de gota fría en el sur de la Comunitat Valenciana.

La granja se halla en la pedanía de Las Heredades y los responsables de esta explotación de pavos, que tenían distintos tamaños, se vieron sorprendidos por la tromba de agua, que comenzó a llegar el pasado domingo por el desbordamiento del río Segura.

El dueño de la granja, Jaime García, ha indicado que el nivel del agua alcanzó "más de un metro" y que trataron de frenar la inundación "con piedras y sacas", aunque sin éxito.

Ha relatado que nunca antes habían vivido una situación así y ha agregado que la carretera autonómica CV-91, que discurre en los aledaños, ha provocado la acumulación de agua en la granja "por taponamiento".

"Al otro lado de la carretera no había ni una gota de agua. Encajonaron la carretera en esta zona y por eso llegó el agua a Las Heredades", ha opinado con pesar.

Los animales muertos ya han sido retirados de esta explotación agrícola que tiene actividad desde hace 35 años y que, poco a poco, trata de recuperar la normalidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento