La portavoz del Gobierno en el Ayuntamiento de Murcia, Rebeca Pérez
La portavoz del Gobierno en el Ayuntamiento de Murcia, Rebeca Pérez EUROPA PRESS

A la espera de que se decrete el municipio de Murcia como zona catastrófica, solicitud que llevarán a Pleno el próximo jueves, 26 de septiembre, Pérez ha mostrado el apoyo del Ayuntamiento a las reivindicaciones de los vecinos de Alquerías, que piden a ADIF que impida que las vías del AVE sean un muro para las inundaciones.

Según ha explicado la portavoz del Gobierno municipal, Rebeca Pérez, el trazado ferroviario actuó como una presa y el agua desviada fue hacia las viviendas de los vecinos de la zona, por lo que ha solicitado que se acometa un proyecto "que permita evacuar las aguas de forma correcta y evite las inundaciones o lluvias a futuro".

Ha pedido a Adif conocer los planes y organización prevista a lo largo de próximas semanas y ha exigido un proyecto que se ejecute de forma inmediata "para evitar que estos problemas se sigan desarrollando en la zona del Reguerón", además de las previsiones y cambios que se van a realizar en los próximos meses y afecta a la zona.

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, la portavoz del Gobierno municipal, Rebeca Pérez, ha reconocido que la gestión municipal se ha visto "obstaculizada" por el acontecimiento de las últimas lluvias, que ha afectado a la totalidad de la Región de Murcia, "pero poco a poco estamos volviendo a la normalidad, volcados, todavía, en las zonas más afectadas como las pedanías de Alquerías y El Raal".

Ha detallado que se continua trabajando en labores de limpieza, retirando enseres, ampliando la recolección de basura en esas zonas, así como que 15 carreteras continúan aún cerradas, 14 personas desalojadas, muchas otras en casas de familiares y amigos, pero "en próximos días, volveremos a la normalidad total", ha manifestado Pérez, que ha agradecido, asimismo, la labor de los voluntarios.

Consulta aquí más noticias de Murcia.