Menores condenados en Cantabria
Menores condenados en Cantabria EPDATA

El aumento de menores (entre 14 a 17 años) condenados en Cantabria es 3,6 puntos superior al registrado de media en España, del 0,3%, correspondiente a 13.664 jóvenes.

La tasa de menores condenados en Cantabria por cada 1.000 habitantes es de 9,4, seis décimas superior a la que tenía en 2017 y más de dos puntos superior a la media nacional de 7,3. De este modo, la comunidad se sitúa como la quinta con mayor tasa de una tabla que lidera Baleares con 13,3 por cada mil, excluyendo a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (37 y 9,9, respectivamente).

En el extremo opuesto, Madrid es la comunidad que más menores condenados registró, con 4,4 por cada mil, seguida de Galicia (4,7).

El perfil del menor condenado en Cantabria en 2018 es un español (90,4%) y varón (73,7%). Y en cuanto a la edad, de los 198, un total de 63 tenían 17 años, y 58, 16 años. Hubo 49 condenados de 15 años y 28 de 14 años. Así, se observa que el número de infracciones cometidas aumenta con la misma pues las realizadas a los 17 años (31,8% del total) supusieron más del doble que las practicadas a los 14 años (14,1%).

La tasa de infracciones penales cometidas por cada 1.000 habitantes es en Cantabria de 13,6, una décima superior a la que tenía en 2017 y seis décimas por encima de la media nacional (13). De este modo, la comunidad se sitúa como la séptima con mayor tasa de una tabla que lidera Baleares con 28, excluyendo a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (61,1 y 23,2, respectivamente).

En el extremo opuesto, Madrid es la comunidad con menor tasa de infracciones penales cometidas por menores, con 7,4 por cada mil, seguida de Galicia (8,3).

Solo dos menores fueron condenados en Cantabria por delitos sexuales (uno en 2017)

En cuanto a las medidas adoptadas, de los datos se desprende que en 2018 los jueces cántabros adoptaron 263 medidas, un 6,5% más que el año anterior.

Las más frecuentes fueron libertad vigilada (39,9% de los casos) y la amonestación (11,8%).

ADULTOS

Por otra parte, a lo largo de 2018 un total de 3.450 personas adultas fueron condenadas en Cantabria por sentencia firme, equivalente a una tasa de 7,1 por cada mil habitantes, lo que la sitúa como la octava comunidad autónoma con menor registro y cuatro décimas porcentuales por debajo de la media nacional, del 7,5.

Con estas cifras, el número de adultos condenados en Cantabria fue un 3,4% mayor en 2018.

En cuanto al número de delitos cometidos en Cantabria el pasado año por adultos ascendió a 4.903, lo que supone una tasa de 10,1 por cada mil habitantes, también la octava más baja. La media se situó en 10,6.

Así, el número de delitos cometidos en 2018 en Cantabria por adultos fue un 6,2% mayor que en 2017. Por tipología, los más numerosos fueron los de contra el patrimonio y orden socioeconómico, que con 1.478, supusieron el 30,1% del total, contra la seguridad colectiva (1.177 y el 24,2% del total), contra la seguridad vial (1.101 y el 22,5%) y de lesiones (1.006 y el 20,5% del total).

La mayoría de los delitos fueron perpetrados por varones (3.874, el 79%) y de nacionalidad española (4.025, el 86,3%).

DATOS NACIONALES

En España, un total de 323 menores fueron condenados por delitos sexuales, un 20,1% más que el año anterior y el 84,6% de los delitos que cometieron fueron abusos y agresiones sexuales.

Estos condenados menores cometieron 408 delitos de naturaleza sexual, un 22,9% más que en 2017. Del total de estos delitos, 95 fueron considerados como abuso sexual, 181 como abuso y agresión sexual a menores de 16 años y 69 como agresión sexual. Del total de agresiones sexuales, 8 fueron consideradas como violación. De los condenados, un 98,1% eran varones y el 1,9% mujeres.

Precisamente, el pasado 9 de septiembre, la Fiscalía General del Estado alertó en su memoria anual de 2018 de un "muy inquietante" incremento de la violencia de género y sexual entre jóvenes y adolescentes, especialmente en los casos de delitos contra la libertad sexual ejercida en grupo, conocidos como 'manadas'. Respecto a este último fenómeno, la institución lo vinculaba directamente al uso de la pornografía en las redes sociales.

Por otro lado, de la estadística del INE se desprende que 2.431 adultos condenados fueron inscritos en el Registro de Delincuentes Sexuales en España en 2018, un 6,6% más que el año anterior, por cometer 2.953 delitos, un 4,9% más que en 2017.

En concreto, 1.011 delitos fueron considerados abuso sexual, 453 abuso y agresión sexual a menores de 16 años y 386 como agresión sexual. Del total de agresiones sexuales, 32 fueron consideradas violación. El 96,3% de los condenados eran varones y el 3,7%, mujeres.

Entre los delitos contra la libertad e indemnidad sexuales cometidos por adultos, se registraron 614 delitos de prostitución y corrupción de menores, 394 de exhibicionismo y provocación sexual y 59 delitos de acoso sexual. Además, se perpetraron 36 delitos de trata con fines de explotación sexual. En el caso de los cometidos por menores, hubo un caso de acoso sexual, 19 de exhibicionismo y 43 de prostitución y corrupción de menores.

Por otro lado, la estadística recoge otro tipo de delitos cometidos por menores en España en 2018. Así, a lo largo del año fueron inscritos 13.664 menores condenados (de 14 a 17 años) según sentencias firmes dictadas comunicadas al registro, lo que supuso un aumento del 0,2% respecto al año anterior.

LESIONES Y ROBOS, LOS DELITOS QUE MÁS COMETEN LOS MENORES

En total, cometieron 24.340 infracciones penales, un 5,6% más que el año anterior. La mayoría fueron condenados por delitos de lesiones (27,5% del total), por robos (19,7%) y hurtos (13,8%). Les siguen en este orden: amenazas, torturas, daños y delitos contra la seguridad vial.

El 78,7% de los menores condenados eran varones y el 21,3% mujeres. Por edad, casi el 30% tenían 17 años y un 28,6%, 16 años. La mayoría tenía nacionalidad española (81,7%), si bien, la tasa de menores por cada 1.000 habitantes de 14 a 17 años fue casi tres veces superior en los menores de nacionalidad extranjera (16,2), que en los de nacionalidad española (6,5). En cuanto al número de infracciones cometidas, dos de cada tres cometieron una única infracción penal.

En cuanto a las medidas adoptadas contra los menores condenados, los jueces adoptaron 22.812 medidas en 2018, lo que supuso un descenso del 0,5% respecto al año anterior. Las más frecuentes fueron la libertad vigilada (42,9% del total), la prestación en beneficio de la comunidad (15,3%) y la de realización de tareas socio-educativas (12%).

Consulta aquí más noticias de Cantabria.