La ministra Portavoz, y de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá.
La ministra Portavoz, y de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá. Eduardo Parra - Europa Press

Un día después del encontronazo ante el Ayuntamiento de Madrid entre el alcalde, José Luis Martínez Almeida, y el portavoz de Vox en el consistorio, Javier Ortega Smith, por el rechazo de este último a condenar el último asesinato machista ha tenido este viernes una respuesta por parte de Gobierno, que ha sido una advertencia no solo a Vox, también a los "partidos conservadores" que se apoyan en ellos para gobernar, de que no cesarán los homenajes y los minutos de silencio en repulsa a las mujeres que mueren en manos de sus parejas o exparejas.

"Tomen nota desde la ultraderecha, por mucho que se enfaden" se van a celebrar "minutos de silencio que dicen son campañas de la izquierda", ha dicho la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celáa, al término del Consejo de Ministros de este viernes. Celáa no solo se ha referido a Vox y también ha responsabilizado de estas situaciones a los "conservadores", en alusión al PP, que ha dicho "se amparan" en la ultraderecha para gobernar.

Ortega Smith apareció este jueves junto a su grupo municipal a una concentración por las últimas mujeres asesinadas con una pancarta que negaba la violencia machista y se refería a violencia intrafamiliar. El alcalde madrileño se acercó a él para afearle la iniciativa y empezaron un intercambio en el que ambos terminaron compitiendo por quién rechazaba más la "ideología de género" o el "feminismo del 8-M".

Frente a esto, Celáa ha hablado en nombre de todo el Gobierno al asegurar que "nos repugna esta violencia machista, una tragedia semanal que no podemos asumir" y ha recordado a las últimas víctimas, las tres mujeres que asesinadas el martes en Pontevedra por el mismo hombre, a las que se suman otra en Madrid y otra en Málaga, asesinadas por sus pareja en  y otras dos mujeres muertas a mano de sus exparejas en Madrid, en dos de los tres casos delante de sus hijos, ha remarcado la ministra.

"Tanto en Pontevedra como en Madrid son casos de crímenes que se cometieron delante de los hijos e hijas mejores de sus madres", ha acentuado Celáa para censurar aún más la actitud de los representantes de Vox y el PP en el Ayuntamiento madrileño. "A las mujeres las queremos libres y vivas", ha dicho.