Las discográficas quieren resucitar el DRM

  • Las tecnologías antipiratería que protegen los CDs ante copias no autorizadas están en declive por los inconvenientes que suponen.
  • Destacados miembros de la industria de la música dicen que pese a ello no hay mejor forma de llevar a cabo su negocio.
Recreación artística de las protecciones antipiratería.
Recreación artística de las protecciones antipiratería.
REBOPPER
La integración en los CD y DVD de sistemas que limitan lo que el usuario puede hacer con la música y las películas ha generado múltiples problemas a los consumidores, pero las discográficas no están dispuestas a renunciar al DRM.

Los sistemas de gestión digital de derechos (DRM en sus siglas en inglés)
restringen los usos que el consumidor puede hacer del producto que adquierió legalmente. En ocasiones se limita el número de copias, el tipo de reproductor que se puede utilizar para escuchar los discos o el número de veces que está permitido ver una película.

Trabas que
han sido duramente criticadas por asociaciones de consumidores y que han generado algunos problemas que han llevado a su retirada paulatina del sector. Pero el DRM no está muerto.

David Huges, responsable de tecnología en la
RIAA, la asociación que reúne a las principales discográficas estadounidenses, señalaba esta semana en unas declaraciones
existen "22 formas de vender música y 20 de ellas todavía requieren el uso de DRM".
Apuesta por las suscripciones

Según afirmó, estas tecnologías antipiratería
seguirán usándose en el futuro tal y como se utilizan actualmente en servicios de venta de música online como iTunes, RealNetworks o SpiralFrog.

No recordó, en todo caso, que
Sony BMG vende música sin DRM desde enero en Amazon, y que le han seguido otras grandes, como EMI con su acuerdo con la tienda de música online de Apple. Hugues apuesta por el éxito en los próximos años de los servicios de suscripción que supondrán de forma inevitable "el regreso del DRM".
Mostrar comentarios

Códigos Descuento