Apertura del IX Congreso de Ergonomía Aplicada
Apertura del IX Congreso de Ergonomía Aplicada EUROPA PRESS

la "chinización" del trabajo, que es más peligroso que la domotización,a su juicio.

Así lo ha indicado durante la inauguración del IX Congreso de Ergonomía y Psicología Aplicada, que se celebra en el Teatro de la Laboral, en la que ha participado también la alcaldesa de Gijón, Ana González, la directora general de Universidades del Principado, Cristina González, la directora del Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales, Miriam Hernández, y el director del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST),

Francisco Javier Pinilla.

Llaneza ha incidido en que la introducción de las tecnologías no puede quedar al margen de la humanización, a lo que ha hablado de los riesgos de pérdidas de empleo, erradicación de puertos de trabajo y creación de otros nuevos a consecuencia de ello. Según él, los ergónomos deben ser parte de la solución y adelantarse a lo que venga.

Especialmente se ha referido a la salud mental de los trabajadores en particular, y de las personas en general. Ha aludido, en este caso, al 'síndrome del quemado', recientemente reconocido por la Organización Mundial de la Salud, pero también a otros problemas como el acoso laboral o el estrés. A este respecto, ha advertido de que si no hay prevención, no solo habrá absentismo sino más bajas laborales y con ello un aumento del gasto sanitario.

"Asturias es cuna de la ergonomía", ha destacado, por otro lado, Llaneza, quien no en vano ha resaltado que esta disciplina empezó en Ensidesa, que con el tiempo se transformaría en lo que es hoy día ArcelorMittal.

TRASTORNOS MUSCOESQUELÉTICOS

Pinilla, por su lado, ha lamentado que la ergonomía no ha gozado de mucho apoyo en el pasado y aún queda por demostrar su utilidad en los cambios a los que nos enfrentamos.

También ha apuntado que los trastornos muscoesqueléticos suelen ser la más frecuente de las quejas de los trabajadores respecto a su salud relacionada en el trabajo, y que son plenamente justificadas.

De hecho, ha indicado que un estudio llegó a cifrar en el dos por ciento del PIB europeo los costes sanitarios para tratar estas dolencias. En el caso español, el 39 por ciento de los accidentes de trabajo se relacionan con este trastorno y el 75 por ciento de las enfermedades profesionales. No en vano, ha incidido en que es un problema no solo laboral sino de salud pública también.

A su modo de ver, todo parece indicar que, si no se hace lo suficiente, esta situación va a empeorar. Ha llamado la atención, en este caso, sobre que buena parte de las mejoras productivos y aplicaciones TIC conllevan un mayor sedentarismo y abandono de la actividad física, lo que se combina con una población más envejecida.

"Necesitaremos muchos esfuerzos y dedicación",

ha asegurado, antes de avanzar que hay en marcha un plan de acción ambicioso para atacar las causas y facilitar las mejoras en este trastorno. En este sentido, ha señalado que en próximas semanas se quiere publicar las conclusiones, donde el Instituto Nacional aportará sus líneas, pero también desde las comunidades autónomas podrán aportar actividades en torno a cinco objetivos.

Estos objetivos son: la mejora de la cultura preventiva, para hacer más consciente en los centros de trabajo de lo importante y gravoso para salud de esta situación; promover el conocimiento acerca de esta materia; mejorar los procedimientos de evaluación de riesgos; intervenciones ergonómicas en centros de trabajo; y fortalecimiento de sistemas de información.

Pinilla ha remarcado que hay datos globales que alertan de la situación, pero no son suficientemente precisos y detallados para permitir intervenciones concretas, de ahí que sea importante la colaboración de las comunidades autónomas, que disponen de más información.

LA SILLA 'VERDE'

Por su parte, la alcaldesa gijonesa se ha basado en su propia experiencia personal, donde una silla 'verde' la ha acompañado en su trayectoria de estudiante y profesora. Cuando fue consejera de Educación, le tocó comprar sillas para colegios y pudo comprobar que la silla "no es tan recta, pero es tan dura como siempre".

Con este ejemplo, ha querido hacer ver que la falta de confort y amabilidad en el mobiliario tiene que ver con el rendimiento y bienestar, Ha abogado por la mejora de las condiciones laborales adaptada a la persona, como también se debe hacer en las ciudades, con un acceso para todos.

González ha indicado que no hay tanta distancia de aquella silla 'verde', a la que ella aludía al principio, con respecto a las reflexiones que se van a hablar en el congreso. Incluso ha dejado claro que no se resigna a que digan que esto va a empeorar. "O nos ponemos en el centro de toda nuestra acción o fracasaremos como sociedad", ha opinado.

En el caso de la directora general de Universidades ha considerado "acertado" el lema del congreso de tecnología más humanización igual a ergonomía. A su juicio, las tecnologías avanzan más rápido de lo que las personas pueden asumir.

Asimismo, ha considerado que toda investigación científica y de desarrollo debería ir destinada a un fin común, que es mejorar la calidad de vida de las personas y su salud. De ahí que haya opinado que este congreso es de especial interés porque, al margen de temas técnicos, hay otros que van a abordar como el acoso laboral, el estrés y otros aspectos sociológicos. Según ella, este congreso es una gran oportunidad para intercambiar ideas.

MUCHO POR HACER

Hernández, por su lado, ha abogado por "aunar esfuerzos" y ha destacado que la ergonomía entiende al hombre en su conjunto, por lo que se busca su bienestar, que redunda en un mejor rendimiento laboral.

Ha animado, asimismo, a enfrentarse desde la Prevención de Riesgos Laborales (PRL) a la domotización de los trabajos. "Tenemos mucho trabajo por hacer, y sobre todo en ergonomía", ha sostenido.

En este sentido, ha señalado que no vale quedarnos en la teoría y el formato, debe contarse con la colaboración constante de las organizaciones para que pueda llevarse a cabo. Ha apuntado, además, que el término trabajo "decente", introducido en los años 90, ahora vuelve a la actualidad por la introducción de las nuevas tecnologías, que generan miedo a la pérdida de empleos, por ejemplo. Ha incidido, también, que ante unos cambios laborales "turbulentos", la ergonomía debe adaptarse a estos.

Consulta aquí más noticias de Asturias.