Julio Pérez, consejero de Justicia del Gobierno de Canarias, en rueda de prensa
Julio Pérez, consejero de Justicia del Gobierno de Canarias, en rueda de prensa EUROPA PRESS - Archivo

En una rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno, ha comentado que "la parte menos buena" de la convocatoria de nuevas elecciones es que se "consolida" la "anomalía" económica y política del país, y que no haya Gobierno central "es malo" para las Comunidades Autónomas.

Pérez ha dicho que se desconoce la previsión de ingresos y el techo de gasto estatal y pese a ello, hay que "pisar el acelerador" para presentar el documento en el Parlamento a lo largo del mes de octubre con el fin de iniciar su tramitación.

Ha comentado que el presidente canario, Ángel Víctor Torres, tiene la "absoluta seguridad" de que se buscarán fórmulas para que el dinero sea transferido porque "hay margen de maniobra" aunque se convoquen nuevas elecciones.

En esa línea, ha comentado que todos los servicios de la Comunidad Autónoma están buscando fórmulas para trasladar el Estado con el fin de "arañar" todos los recursos posibles, como ha sucedido con el Plan Integral de Empleo, firmado ayer miércoles.

"Nadie quiere hacer algo ilegal, lo que se busca es la interpretación más flexible", ha indicado, subrayando que "todos los días" hay contactos a todos los niveles para agilizar el abono de las cantidades pendientes.

Asimismo, ha comentado que el Gobierno no trabaja en "nuevos ajustes" económicos porque no imagina que los recursos económicos no lleguen a las islas, y ha dejado claro que no se van a "rectificar" las medidas que el anterior Gobierno acordó para el personal sanitario y educativo.

Pérez ha reconocido que el anterior Ejecutivo aplicó el gasto -cifrado en cerca de 200 millones- "por razones electoralistas y en el último minuto" y ahora se presupuestará y la cantidad se quitará "de otro lado". "El dinero irá a lo prioritario, que son los servicios básicos", ha comentado.