El presidente socialista Javier Lambán, junto a Arturo Aliaga (PAR), uno de sus socios de gobierno
El presidente socialista Javier Lambán, junto a Arturo Aliaga (PAR), uno de sus socios de gobierno EUROPA PRESS

Los grupos de las Cortes de Aragón han coincidido este jueves en desvincular las entregas a cuenta de la financiación autonómica por parte del Gobierno de la nación a las Comunidades autónomas de que haya unos Presupuestos Generales del Estado (PGE) y trabajarán para alcanzar una iniciativa unánime que traslade esta postura al Ejecutivo central.

Así se ha puesto de manifiesto en las intervenciones que han tenido lugar durante una comparecencia solicitada por el grupo del PP al presidente de Aragón, el socialista Javier Lambán, quien se ha mostrado convencido de que las entregas a cuenta correspondientes a 2019, año en el que hay unos PGE prorrogados, llegarán a la Comunidad "antes de fin de año".

Por su parte, el portavoz del PP, Luis María Beamonte, ha manifestado que "la falta de gobierno en un país tiene consecuencia negativas en todos los órdenes" y ha recordado que en estos momentos el Estado "tiene pendiente con las Comunidades autónomas las entregas a cuenta", que, de no ejecutarse, "puede generar falta de tesorería e incrementar el periodo de pago a proveedores", así como afectar a otros compromisos en sanidad, educación o bienestar.

Beamonte ha esgrimido que hay diferentes fórmulas que se podrían utilizar, como un decreto ley, para ejecutar las entregas a cuenta, aunque no haya presupuesto. El líder del PP aragonés ha advertido de que el "bloqueo" no solo afecta a las Comunidades autónomas, sino también a las entidades locales en relación a la actualización en su participación en los tributos complementarios y "si no hay suficiencia financiera, no hay autonomía local".

Asimismo, ha apuntado que la falta de PGE también repercute al Fondo de Inversiones de Teruel, mientras que en lo que se refiere a la elaboración del Presupuesto de Aragón para 2020 ha indicado no se conoce el techo de gasto, ni otras cuantías que ha de concretar el Estado.

Por todo ello, Beamonte ha sostenido que "procede" que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, "diga algo al respecto" y se reúna el Consejo de Política Fiscal y Financiera, del que forma parte el Gobierno central y las Comunidades autónomas, que "lleva 13 meses sin convocarse", a pesar de que por ley debe hacerlo dos veces al año, ha recordado.

El portavoz del PP ha considerado que, hasta ahora, la actitud de Aragón y su presidente "ha sido un poco tímida" y por eso ha ofrecido plantear un texto que se pueda llevar a un pleno y reclamar de forma conjunta al Gobierno central, "sin fisuras, lo que es justo".

EL GOBIERNO NO PODRÁ OBSTÁCULOS

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha respondido a Beamonte: "No será este gobierno quien ponga un obstáculo en que se trabaje para alcanzar una posición común en estos temas" y ha recordado que así ha ocurrido ya en otras Comunidades autónomas.

No obstante, ha esgrimido que su Ejecutivo siempre ha actuado igual, tanto si ha gobernado en Madrid el PP, como el PSOE, ya que ha explicado que el ministro de Hacienda 'popular', Cristóbal Montoro, "nos dijo lo mismo sobre las entregas a cuenta" que la actual ministra del ramo del gobierno socialista, María Jesús Montero.

"No encontrarán declaraciones altisonantes en relación con la posición del gobierno" entonces porque "la solución había que buscarla por la vía del diálogo", para constatar que desde que se constituyó el actual Gobierno de Aragón "venimos haciendo todas las gestiones bilaterales para recibir cuanto antes las entregas a cuenta".

Lambán ha asegurado que esa cuestión "se resolverá antes de fin de año", mientras que ha aclarado que el FITE "tiene solución" porque se puede utilizar el presupuesto prorrogado, si bien ha reconocido que le preocupa "carecer de indicaciones" respecto al techo de gasto, el déficit y las entregas a cuenta de 2020, "a pesar de lo cual vamos a trabajar" en el Presupuesto de Aragón para el año que viene "tratando de encontrar criterios comunes con otras Comunidades, con todas las que podamos hablar".

Por otra parte, el presidente aragonés ha apostado por una modificación normativa "que impidan sufrir de nuevo estas situaciones" de forma que las Comunidades autónomas dispongan "de los recursos que la ley les otorga y que no pueden ser graciables por parte del gobierno de turno".

Además, ha considerado que hay que "seguir insistiendo" en un nuevo modelo de financiación autonómica. Según ha informado, ya ha pedido al Ministerio de Hacienda la convocatoria del CPFF para hablar de esta cuestión, así como de la armonización fiscal.

En este punto, ha argumentado que es "contradictorio" que haya Comunidades que impulsan bajas de impuestos que colocan su carga impositiva por debajo de la media nacional y luego piden que el sistema de financiación autonómica, es decir, "los ciudadanos de toda España", palíen esa falta de ingresos. A su entender, "quien decida situar por debajo la presión fiscal, debería tener la consiguiente penalización en un nuevo sistema de financiación autonómica".

SIN FRENTISMO, NI DEMAGOGIA

El portavoz del PSOE, Vicente Guillén, ha propuesto actuar con "responsabilidad" y "sin frentismo, ni demagogia" en una cuestión en la que ha dicho que el Gobierno de Aragón ha procedido con "coherencia. Ha considerado "urgente" contar con un nuevo sistema de financiación autonómica y local y ha expresado su postura favorable a lograr una "posición común" en estas cuestiones.

El portavoz de Ciudadanos, Daniel Pérez, ha pedido al presidente autonómico que se ponga en "modo Lambán", "tome el mando", "dé un puñetazo en la mesa" y lidere estas reivindicaciones "justas" para lo que contará con el apoyo de su grupo", además de preguntar si "hay leña suficiente para aguantar hasta que esto se desbloquee".

El portavoz de Podemos-Equo, Nacho Escartín, ha considerado "hipócrita y un arma electoral" que PP, Cs y Vox, "mientras dan en Madrid o Andalucía rebajas fiscales a los más privilegiados, hablan aquí de financiación justa" y ha pedido a Lambán que "se comprometa con el Estatuto".

El portavoz de CHA, Joaquín Palacín, ha señalado que el actual sistema de financiación autonómica es "nefasto" y su reforma es el "reto que tenemos para los próximos cuatro años", al tiempo que ha pedido al presidente seguir insistiendo para resolver el problema de los anticipos y otras cuestiones vinculadas para que "los servicios públicos que prestamos no se vean en dificultades".

El portavoz del Partido Aragonés, Jesús Guerrero, ha estimado que hay que "seguir negociando para dar solución a las entregas a cuenta", para argumentar que "el problema principal es la reforma del sistema de financiación autonómica"

y ha solicitado que todos los grupos de las Cortes "sean responsables".

El portavoz de Vox, Santiago Morón, ha ofrecido su apoyo "para garantizar cualquier iniciativa que permita la financiación de todos los servicios públicos básicos", si bien ha sostenido que "desde el Estado de las Autonomías es imposible lograr la igualdad de derechos y deberes" de todos los ciudadanos, para apuntar que cualquier cambio en el modelo de financiación autonómica "desigualdad porque el dinero no se puede estirar como un chicle".

El diputado de IU, Álvaro Sanz, ha manifestado: "Cogemos el guante para la unanimidad y hablar de financiación y evitar un sistema profundamente desigual", si bien ha considerado el presidente Lambán "echado balones fuera" y el PP denota "un problema de memoria y cinismo" ya que, cuando pudo, no planteó la reforma del sistema.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.