El contrato se licitó en enero de este año con un presupuesto delicitación de 46.341.912,49 euros. La actuación incluye las obras necesarias para la ejecución del acondicionamiento de la carretera N-260 (eje Pirenaico), entre el Congosto del Ventamillo y Campo, a lo largo de 11,98 kilómetros. Se trata de una carretera de montaña que discurre por un espacio natural de elevado interés ambiental y acusada fragilidad, por lo que el diseño de la actuación presta especial cuidado a las restricciones medioambientales.

El tramo de la carretera N-260 que se va a acondicionar se encuentracomprendido entre los puntos kilométricos 391,600 y 404,150. Lasobras incluyen las actuaciones necesarias de conservación y rehabilitación del firme en el tramo correspondiente al Congosto delVentamillo, entre los puntos kilométricos 388,100 y 391,600, donde porrazones ambientales se conserva el trazado y la sección transversal de la carretera actual. También se incluye la rehabilitación de firme en latravesía de Seira.

La actuación consiste en la ampliación de la plataforma de la carretera N-260, actualmente de entre 4,5 y 6 metros de anchura, adoptando una anchura de 8 metros (dos carriles de 3,50 metros y arcenes de 0,50 metros), según ha informado Fomento. La ocupación y el impacto en las zonas más conflictivas que discurren junto al río Ésera se minimizarán mediante la construcción de voladizos apoyados y anclados a la roca. También se dotará a la carretera de sobreancho en las curvas.

De esta manera se facilitará el cruce de dos vehículos pesados o autobuses. El proyecto incluye la ejecución de dos túneles de 265 metros y 540 metros de longitud, respectivamente.

Consulta aquí más noticias de Huesca.