El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha garantizado que el Gobierno gallego velará por "ayudar" a las "otras víctimas" del triple crimen machista de Valga (Pontevedra), en alusión a los dos menores que perdieron a su madre, a su tía y a su abuela, al tiempo que ha admitido que "siempre hay que repensar" las políticas contra la violencia machista porque queda "muchísimo por trabajar". Con todo, ha reprobado que haya quien haga uso "partidista" de este tipo de asesinatos.

"Siempre hay que repensar estas políticas, yo decía el otro día que, mientras hubiese una sola muerte hay un problema", ha advertido Rueda, quien ha informado de los asuntos abordados en el Consello de la Xunta este jueves, dado que su titular, Alberto Núñez Feijóo, se encuentra de viaje oficial en Argentina.

Rueda ha admitido el "golpe tan impactante" que supone el triple crimen de Valga y ha admitido que, si bien se han dado "pasos importantes" por parte de las administraciones en lo que respecta a combatir la violencia machista, queda "camino por recorrer", hay que "seguir trabajando" y "ver en qué se falló para seguir mejorando".

De hecho, ha apuntado que gran parte de los recursos que derivan del pacto contra la violencia machista se dedicarán a "prevención y a educación". "Tenemos muchísimo que trabajar", ha insistido, antes de celebrar que, "afortunadamente", la sociedad esté ahora "más concienciada".

En todo caso, ha recalcado que "quien diga que se están haciendo las cosas bien y que no hay nada que rectificar, estaría cometiendo un error". Pero también ha cargado contra quien, "cada vez que hay una muerte, trata de sacar réditos partidistas" o cruzar "culpas políticas", en alusión, sin una mención expresa, a declaraciones realizadas por algunos dirigentes de la oposición.

"Nadie debería hacerlo, dar

más soluciones o decir que las suyas son más acertadas que otras. Es un error y lamento que todavía algunas administraciones y responsables políticas sigan cayendo en eso", ha esgrimido.

AYUDAR A LOS NIÑOS

Por otra parte, preguntado sobre el hecho de que en las estadísticas oficiales no se consideren víctimas de violencia machista a la excuñada y exsuegra del asesino confeso (sí figurará su exmujer), Rueda ha replicado que en Galicia se está "más avanzado" en lo que respecta a la consideración de víctimas y ha puesto el foco en los niños, que quedan en "una situación familiar muy complicada".

"Vamos a ayudarlos en colaboración con la familia, esa será la prioridad. Las fallecidas no son las únicas víctimas y el Gobierno gallego actuará en consecuencia. El objetivo debe ser dar máxima protección e intentar evitar que esto pase. Y también, cuando pase, estar a la altura como administración", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.