De ello ha informado la Vicepresidencia de la Xunta en un comunicado, en el que detalla que las llamas se produjeron por un cortocircuito al contactar la línea eléctrica con las ramas de arbolado debido al desgaste de los aislantes.

El departamento autonómico ha explicado que las diligencias por este incendio, que afectó a 0,32 hectáreas, fueron remitidas al Juzgado de Guardia de Pontevedra.

Este es uno más de los casos de incendios que en los últimos tiempos se han registrado en Galicia achacados a líneas eléctricas, entre ellos el gran incendio forestal registrado en Dobro y Rianxo que arrasó más de 1.000 hectáreas la pasada primavera.

La Xunta ha destacado que, en lo que va de año, un total de 66 personas han sido investigadas por la Policía Autonómica como presuntas autoras de incendios forestales.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.