Noemí Santana, consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias
Noemí Santana, consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias EUROPA PRESS - Archivo

Así lo aseguró este miércoles en comisión parlamentaria la consejera Noemí Santana, que anunció un incremento presupuestario para 2020 con el fin de cubrir las necesidades de 5.000 nuevas familias con menores a cargo.

Según explicó, con esta medida, que supondrá ampliar hasta 10.000 el número de familias beneficiarias de la PCI, se quiere atender a las personas que están en riesgo de pobreza y exclusión social que "no pueden esperar más, mientras se pone en marcha la Renta Ciudadana y se desarrolla la Ley".

La propuesta del gobierno es permitir la entrada en la PCI a unidades de convivencia que la hayan cobrado en algún momento y actualmente tengan menores a cargo y la modificación se realizará a través de la Ley de Presupuestos.

Por otro lado, y dentro de los objetivos que se ha

marcado su departamento, destacó el desarrollo de la Ley reguladora del Tercer Sector de acción social de Canarias, "largamente demandada por las asociaciones y colectivos".

"Creemos que el tercer sector ha sido clave en la crisis económica de hace unos años y que han llegado a muchos lugares donde la Comunidad autónoma y los poderes públicos no han llegado y que hay que reconocérselo", indicó en una nota enviada por la Consejería.

En este contexto, anunció que desde la Dirección General de Derechos Sociales se está trabajando en la modificación de las bases del IRPF para permitir acceder a las ayudas a una importante cantidad de ONG y responder a las demandas de estas organizaciones, "que se encontraron con una situación muy complicada hace apenas unos meses al quedar excluidas".