Este tramo, de 20,7 km de longitud, con vía única sin electrificar, forma parte de la línea de Cercanías C-2 que conecta Murcia con Águilas. En dicha línea de Cercanías se incluye también el tramo Murcia-Pulpí, que está incluido en la Línea de Alta Velocidad (LAV) Murcia-Almería, dentro del Corredor Mediterráneo, por lo que se pretende unificar el ancho de vía en ambos tramos, de manera que al final de las obras toda la línea C-2 tenga implantado el ancho estándar.

El contrato licitado se incluye dentro de una actuación global para la modernización de la línea ferroviaria existente, dotándola de ancho de vía estándar, electrificación a 25 kV, instalaciones de seguridad y comunicaciones ERTMS.

En concreto, el objeto de este contrato es la redacción del proyecto de construcción de las actuaciones de adecuación de la plataforma necesarias para poder implantar el ancho estándar, así como la adaptación de estaciones y playas de vía y supresión de pasos a nivel en el pasillo ferroviario entre el apeadero de Pulpí y la estación de Águilas.

Para ello, el contrato contempla un análisis preliminar del estado de la plataforma existente en dicho tramo, sus obras de drenaje, trincheras, terraplenes, túneles, viaductos, cruces, gálibos, lo que permitirá definir las actuaciones necesarias para la adecuación de la plataforma.

Estas actuaciones se enmarcan en el compromiso de Adif de garantizar la plena integración y permeabilidad de las nuevas infraestructuras ferroviarias en los territorios por los que discurren, así como de incrementar la seguridad para los ciudadanos y las circulaciones ferroviarias.

Esta actuación podrá ser cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del P.O. Plurirregional de España 2014-2020.

Consulta aquí más noticias de Almería.