ROCÍO FLORES CARRASCO
La colaboradora de 'GH VIP 7', Rocío Flores Carrasco, junto al presentador, Jorge Javier Vázquez. GTRES

Ha vuelto con una fuerza inusitada. Y eso que es bien cierto que muy pocos hubieran puesto la mano en el fuego como lo hizo ella, que desde que desembarcó en el plató de GH VIP 7 se ha convertido en la gran defensora de Antonio David. Pero así ha sido: está siendo todo un torbellino desde que ha vuelto a primera línea de batalla.

Hablamos de su hija, Rocío Flores, que está acaparando las miradas y el respeto de compañeros y público con sus certeros comentarios sobre lo que está ocurriendo dentro de la casa y, sobre todo, por sus alegatos en favor de su padre.

Ya lo dejó bastante claro con aquella sentencia en la primera gala. "Llevas toda la vida dándolo todo por tus hijos y te lo debía", decía para, tras el estruendoso aplauso, acabar con un "te quiero con locura" que dio sentido a su relación paternofilial.

La hija de Rocío Carrasco y el ex Guardia Civil ha decidido abandonar el silencio que ha mantenido durante años, aprender mucho cómo lidiar estas situaciones y plantarse en el espacio de Telecinco sobradamente preparada para defender a su padre.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Rocio Flores (@rotrece) el21 Mar, 2018 a las 11:47 PDT

Incluso, claro, como la entrevista que publica Lecturas a un Antonio David antes de entrar en la casa de Guadalix y que contiene titurales tan duros como "Mi hija se enfrentó a su madre por defenderme a mí" o "Mis hijos han llegado a un extremo en que dan por perdida a su madre".

Esto no es nada extraño para aquellos que sigan a Rocío Flores en sus redes sociales: fotos con su novio Manuel, con sus hermanos David y Lola, con su tía Gloria Camila o con su padre, al que felicitó efusivamente. Pero ni rastro de Rociíto.

Desde que se distanciaran cuando ella tenía 16 años, el alejamiento ha sido progresivo y sin remisión. Solo, de hecho, ha ido a más por las continuas disputas judiciales entre Antonio David y la hija de Rocío Jurado, que este miércoles 18, además, cumpliría 73 años.

Pero desde que muriera la más grande, cuando aún era pequeña Rocío Flores y se sabía todo sobre su vida por lo que hacía su abuela y su madre, su actitud tímida y callada la mantuvieron alejada de la televisión.

Exceptuando cuando en 2017 recibió a su tía Gloria Camila (la hija adoptiva de Rocío Jurado y José Ortega Cano) en el plató de Supervivientes y Jorge Javier Vázquez consiguió que hablara en directo, Rocío Flores se había quedado al margen y centrada en su faceta de entrenadora nutricional.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de ANTONIO DAVID FLORES OFICIAL (@antoniodavidflores) el12 Sep, 2019 a las 6:42 PDT

Pero esa época pasó. El propio Jorge Javier Vázquez, en su blog de esta semana en Lecturas, escribe sobre ella exclusivamente debido a la sorpresa que ha sido su aparición en el programa que presenta.

"[La primera vez] Entró al plató temblando y se fue más temblando todavía. El miércoles no estaba mucho mejor. Nada más verme me confesó su nerviosismo para, acto seguido, empezar a llorar de una manera casi incontrolada. Para rebajar la tensión, le dije que no se preocupara,[...] que no hacía falta que hablara: con que llorara, ya era suficiente. ¡La audiencia se dispararía!", cuenta como preámbulo el veterano periodista.

Sin embargo, lo que ocurrió es que Rocío Flores sabe muy bien cuándo una cámara está encendida: "Sonrió y empezó a relajarse. Y en plató se convirtió en una verdadera revelación. Nos encontramos con una chica muy educada, con las ideas muy claras. Sabe hasta dónde quiere llegar y en qué berenjenales no meterse".

Lo dice porque Rocío Flores, a sus 22 años, no se achantó ni ante una experta en estos lodazales como Sofía Suescún, a quien en su primera intervención dio sopas con honda y ya no volvió a por más. Además, dio pie a que se hablara del pijama de Gloria Camila, que ya se ha convertido en un simbolo de esta edición.

La nieta de Rocío Jurado ha llegado para quedarse: se ha desprendido de todo lo que supondría hablar de las casi 20 demandas entre sus padres por la tangente. Ahora solo piensa en pisar el plató para defender a Antonio David, como siempre ha hecho. Y, quién sabe, comenzar así a labrar ella misma su nombre en los platós.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Rocio Flores (@rotrece) el24 Abr, 2019 a las 3:55 PDT