Cándido Conde-Pumpido
El Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido. ARCHIVO

Cándido Conde-Pumpido, propuesto por el Gobierno para ser nombrado fiscal general del Estado, ha pedido hoy el apoyo del Parlamento para acometer la modernización tecnológica de la Justicia y así, aunque no se puedan eliminar los errores humanos, se ayude a evitar "desgraciados acontecimientos recientes".

Para conseguir los objetivos, es necesaria la voluntad política

En referencia a casos como el de la niña Mari Luz Cortés y el
crimen de Alovera , que no ha citado, ha explicado que estos acontecimiento han demostrado que, aunque las nuevas tecnologías "no pueden eliminar el error humano, sí pueden contribuir a evitar que algunos se produzcan".

Por ello, ha colocado la modernización tecnológica entre sus "objetivos irrenunciables" a corto plazo y ha destacado la importancia de interconectar los registros de Juzgados y Fiscalías para lograr una mayor eficacia en la persecución de determinados delitos y sus autores.

Para conseguir este objetivo -ha subrayado- son necesarios un esfuerzo presupuestario "y, sobre todo, voluntad política".

Lucha contra ETA

En el terreno de la acción del fiscal, la lucha contra el terrorismo y la criminalidad organizada -especialmente el tráfico de personas- han sido las prioridades destacadas por Conde-Pumpido, que ha señalado que seguirá trabajando en la misma dirección que hasta ahora.

Respecto al terrorismo de ETA se ha mostrado convencido de que "la debida unidad política de las fuerzas democráticas" permitirá que el trabajo de la Fiscalía siga siendo eficaz mientras que sobre el terrorismo internacional ha subrayado que mantendrá la dirección emprendida con el objetivo de "acusar y juzgar a los terroristas antes de que lleguen a matar".