Así, tras mantener este martes por la mañana miembros de la asociación de madres y padres de alumnos (AMPA) de este centro y su director una reunión con la delegada de Educación de la Junta en Huelva, Estela Villalba, los padres han decidido que se restablezca la normalidad y los niños entren en clase, según ha informado a Europa Press Eva Rivera, vocal del AMPA.

Rivera ha dejado claro que el centro recobrará totalmente la normalidad y los niños de primero irán a clase, pese a que la delegada ha sido "contundente" y les ha asegurado que no habrá una segunda línea. No obstante, ha dejado claro que las protestas para conseguir este objetivo continuarán, aunque han decidido que sea de manera paralela a las clases.

De este modo, asumen con "desánimo" el resultado del encuentro con la delegada que, pese a todo, han valorado como "positivo" al poder plantear de manera directa sus demandas, pero ha recordado que la delegada les ha transmitido que hay centros "más masificados" y el reparto de maestros se hace priorizando a los colegios con más necesidades en ese sentido.

Rivera ha indicado que asumen la postura de la Junta, aunque ha señalado que ellos "pelean" por lo que consideran necesario para su colegio y por ello no descartan emprender nuevas movilizaciones y protestas.

Ha recordado que este martes el cien por cien del alumnado del colegio no ha asistido a las clases como medida de apoyo a la protesta emprendida por estos padres para pedir la apertura de una segunda línea "por los problemas de ratio como existía el año pasado en Infantil".

El objetivo de la protesta es que "la Junta abra una segunda unidad para este curso", ha reiterado Rivera, quien ha recordado que "la normativa autonómica recoge que cada clase no debe tener más de 25 alumnos, sin embargo esta clase empezó el curso con 27, al unificar dos líneas de Infantil en una en el primer curso de Primaria", aunque ahora hay 26 alumnos, ya que uno de ellos se ha dado de baja por desplazamiento a otro centro. Así las cosas, finalmente los padres han decidido en una reunión celebrada esta tarde que los menores acudan ya desde este miércoles con normalidad al colegio.

POSTURA DE LA JUNTA

Por su parte, cuestionada en la mañana de este martes por este asunto en rueda de prensa, la delegada de la Junta en Huelva, Bella Verano, ha admitido que la ratio en primero de Primaria en el citado colegio es "alto pero dentro de la ley" y ha insistido en que "hasta que no entre todo el alumnado de Secundaria no podemos saber cuántos cupos sobran" para poder destinarlos a Primaria.

Al respecto, entiende la preocupación de los padres pero desde la Junta, ha argumentado, tienen que actuar "tal y como está establecido la normativa, que no permite meter cupos en Primaria hasta que no esté cerrado Secundaria".

Consulta aquí más noticias de Huelva.