La caja de caudales fue localizada la pasada semana por un particular en un descampado situado en las inmediaciones de la citada urbanización, por lo que dio parte a la policía al comprobar además que el habitáculo de seguridad presentaba signos de haber sido arrancado de su lugar de origen, ya que aún conservaba parte del hormigón al que estaba sujeta.

La policía, concretamente el Grupo de Robos, perteneciente a la Brigada de Policía Judicial, mantiene abiertas las pesquisas correspondientes y solicita la colaboración ciudadana para tratar de descubrir dónde fue sustraída, el contenido de la misma y la autoría del robo.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.