El Gobierno Vasco espera reducir su deuda consolidada hasta los 9.500 millones de euros a final de año

  • El Gobierno Vasco ha autorizado una operación de amortización anticipada voluntaria mediante el canje de dos emisiones de deuda pública, con la que espera contribuir a reducir su deuda y a situarla en un importe cercano a los 9.500 millones de euros en términos consolidados a final de año.

El Ejecutivo ha dado el visto bueno a una operación de canje de bonos de Deuda Pública de Euskadi mediante la emisión de unos nuevos importes de deuda y la amortización anticipada, de forma voluntaria para los tenedores, de todo o parte de dos emisiones existentes.

La operación está dirigida a los tenedores de las emisiones de Deuda de marzo 2013 por 200 millones de euros, con tipo de interés anual del 4,90% y vencimiento marzo 2020; y a los tenedores de emisiones de abril de 2017, por 315,6 millones de euros, con tipo de interés anual del 0,6% y vencimiento en abril 2022.

El Gobierno Vasco ofrece a estos tenedores de deuda la posibilidad de acudir a un canje a través de su amortización anticipada y la suscripción simultánea de nuevos bonos de Deuda Pública de Euskadi, mediante la ampliación de la emisión de febrero de 2018 por 266,7 millones, con tipo de interés anual del 2,50% y vencimiento febrero 2038.

Adicionalmente, ofrece la posibilidad de aceptación de la amortización anticipada por efectivo, sin la equivalente suscripción de nuevos bonos.

Esta operación favorece la ampliación de la emisión de febrero 2018, dotándola de un mayor volumen, con lo que "se mejora su liquidez y su atractivo para los inversores", según ha destacado el Gobierno.

Además -añade el Ejecutivo- "se facilita la reinversión de los valores amortizados", y se resta volumen a los vencimientos en el próximo año y en 2022, "suavizando" la senda del calendario de amortizaciones futuro del saldo de Deuda Pública.

Adicionalmente, la operación supondrá la adecuación de un importe del endeudamiento a la situación existente de bajos tipos de interés a medio y largo plazo, con el consiguiente efecto en la carga financiera de los próximos ejercicios.

Los importes amortizados a cambio de efectivo supondrán una reducción real de la cifra de endeudamiento total del Gobierno a final de año, en línea con lo exigido por la normativa de Estabilidad Presupuestaria para los casos de existencia de superávit en las cuentas anuales.

Desde el Ejecutivo se ha asegurado que "la propia estructura de la operación, junto a otras actuaciones, supone que se reducirá la cifra de deuda del Gobierno, al ofrecerse la opción de compra en efectivo". El Ejecutivo estima que la deuda puede situarse en un importe cercano a 9.500 millones, en términos consolidados, a finales de año.

El Gobierno ha destacado que la evolución reciente de la deuda pública de Euskadi, medida en porcentaje sobre el PIB, mantiene al País Vasco "como la comunidad autónoma con el endeudamiento más bajo en esos términos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento