Foto del accidente
El coche, tras el accidente en la M-50. EMERGENCIAS MADRID

El juez de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Coslada ha imputado de forma inicial al kamikaze que se cobró el pasado domingo una vida en la M-50 un delito de homicidio imprudente y otro contra la seguridad vial, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

El conductor del vehículo que chocó contra otro coche cuando iba en dirección contraria se encuentra ingresado en el hospital por las lesiones sufridas tras el fuerte impacto. Fuentes de la investigación confirmaron a Europa Press que dio positivo en alcoholemia.

Por ahora, el juez no ha podido tomarle declaración, si bien le ha imputado de forma provisional las citadas infracciones penales. No obstante, la calificación jurídica de las imputaciones podría variar conforme se practiquen diligencias sean la instrucción.

Conductor muerto

El siniestro se produjo a las 6.39 de este domingo en el kilómetro 25 de dicha carretera de circunvalación, en el límite municipal entre Madrid y Coslada. En ese momento, el vehículo kamikaze chocó frontalmente contra el otro, indicaron a Europa Press fuentes de Emergencias Madrid.

Los Bomberos de la Comunidad de Madrid tuvieron que rescatar el cuerpo del fallecido, de 20 años, único ocupante del vehículo, que había quedado atrapado en su interior.

El conductor kamikaze, identificado como un joven de 35 años, sufrió un traumatismo ortopédico en el brazo y, tras ser estabilizado en el lugar de los hechos, fue evacuado hasta el Hospital Gregorio Marañón de la capital.

Consulta aquí más noticias de Madrid.