El huracán Humberto
El huracán Humberto se hace más fuerte y grande en su camino a las Bermudas EFE/NHC

El huracán Humberto continúa este lunes con su proceso de fortalecimiento y registra ya vientos máximos sostenidos de 85 millas por hora (140 kilómetros por hora) y amenaza con fuerte oleaje a buena parte del costa sudoriental de Estados Unidos.

Llegará a Europa en los próximos días, aunque como ocurrió con Dorian, perderá su condición de huracán y se convertirá en borrasca, llegando a Galicia con una presión baja. Si se cumple pronosticada, la borrasca se situaría al oeste de Irlanda con una presión bastante de 960 milibares. Según al Aemet se esperan tormentas en la zona.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés), con sede en Miami, indicó en su último boletín, emitido a las 11:00 hora local (15:00 GMT), que Humberto se mantendrá alejado de la costa de EE.UU. y se dirigirá hacia el este, rumbo hacia las Bermudas.

A pesar de ello, alertan desde el NHC, las olas generadas por Humberto afectarán durante los próximos días el noroeste de Bahamas y la costa sureste de Estados Unidos, desde el centro de la costa este de Florida hasta Carolina del Norte.

Los expertos apuntan a que Humberto, que se convirtió en huracán en la noche del domingo, se está "organizando mejor" al oeste de las Bermudas, única zona habitada que por ahora estiman deben seguir con atención su desarrollo pues hacia allí se dirige.

A la hora de emitir el boletín, el centro del huracán estaba ubicado a unas 710 millas (1.145 km) al oeste de las Bermudas y se dirigía hacia este-noreste a cerca de 7 mph (11 km/h).

Este desplazamiento, con un aumento gradual en la velocidad de avance, se espera que se mantenga hasta la madrugada del jueves, por lo que pronostican que el ojo del huracán se acercará a las Bermudas el miércoles por la noche.

Hasta entonces, los meteorólogos anticipan un fortalecimiento durante las próximas 48 horas, lo que llevaría a Humberto a convertirse el martes por la noche en un huracán mayor, es decir, de categoría de 3 o más en la escala Saffir-Simpson, que mide los ciclones por la intensidad de sus vientos.

Esto significaría que Humberto generaría vientos máximos sostenidos de más de 110 millas por hora (177 km/h), aunque se prevé que pierda algo de fuerza antes de llegar al territorio insular británico del Atlántico Norte.

Mientras avanza hacia las Bermudas seguirá dejando fuerte oleaje y nuevas lluvias en el centro de Bahamas, con cantidades totales de hasta seis pulgadas (15,2 centímetros), lo que dificultará las tareas de recuperación del archipiélago tras el paso devastador del huracán Dorian a comienzos de este mes de septiembre.

Y mientras Humberto sigue su proceso de fortalecimiento ya amenaza con formarse una nueva depresión tropical en aguas abiertas del Atlántico tropical.

Según el NHC, la pequeña zona de bajas presiones se ha "definido mejor" en las últimas horas y se espera que se convierta en depresión tropical en algún momento en los próximos dos días mientras se mueve lentamente hacia el oeste-noroeste.