Efectos de la DANA (septiembre 2019) en la Comunitat Valenciana
Efectos de la DANA (septiembre 2019) en la Comunitat Valenciana BOMBERS DIPUTACIÓ D'ALACANT

La DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) poco a poco va remitiendo. Este embolsamiento de aire frío que ha ocasionado lluvias torrenciales, bajada de las temperaturas y fuertes rachas de viento ha dejado tras de si varios muertos, miles de evacuados, pérdidas materiales y los campos anegados. Después de varios días de lluvias intensas los vecinos de las localidades más afectadas tratan de volver a la normalidad, pero hay varios cabos que atar antes ya que, primero, es necesario reconstruir todo lo que este temporal ha destrozado.

Por ejemplo, se  calcula que hay unas 300.000 las hectáreas de cultivos arrasadas por el temporal, de las que, probablemente, solo un tercio estén aseguradas contra lluvia torrencial, ¿qué pueden hacer los agricultores que han perdido su cosecha? Es una de las dudas que quedan tras las lluvias.

Pero no es solo la agricultura la que ha quedado afectada por las lluvias torrenciales. El agua ha anegado numerosas poblaciones, dejando casas destrozadas,  cuantiosos daños en mobiliario público e, incluso, vehículos destrozados ya que han sido arrastrados por corrientes de agua.

¿Qué puedes hacer si eres el dueño de uno de los coches afectados? Generalmente, los daños causados por fenómenos meteorológicos extremos (como es el caso de los coches afectados por la DANA) no están cubiertos por el seguro del coche (igual que ocurre en el tema de la agricultura) aunque el vehículo esté asegurado a todo riesgo. Sin embargo, esto no significa que no vayan a cubrir los problemas, sino que responderá el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS).

El CCS es una entidad pública empresarial adscrita al Ministerio de Economía y Empresa. Desempeña múltiples funciones en el ámbito del seguro, entre las que destacan las relacionadas con la cobertura de los riesgos extraordinarios, el seguro obligatorio de automóviles, el seguro agrario combinado y la liquidación de entidades aseguradoras. Es decir, asume la cobertura obligatoria de los automóviles no aceptados por las compañías aseguradoras, así como la de los organismos públicos que lo soliciten. También indemniza los daños ocasionados por vehículos desconocidos, sin seguro o robados, y se hace cargo de indemnizar los daños asegurados en bienes y personas en situación de riesgos extraordinarios que, en el caso de que sea por la naturaleza, incluye: inundación, embate de mar, vientos fuertes (superiores a 120 km/h o 96km/h co nprecipitación de 40mm/h) terremoto, maremoto, tornado y erupciones volcánicas, así como caídas de cuerpos siderales y aerolitos; en el caso de que sean causados por el hombre se incluye: terrorismo, rebelión sedición, motín y tumulto popular, así como actuaciones de las Fuerzas Armadas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en tiempos de paz.

Debe quedar claro que el CSS no se hacer cargo de los daños causados por cualquier tipo  de fenómeno meteorológico extremo. Por eso es importante ser consciente de que se trata de riesgos extraordinarios. Es decir, no corresponde al CSS gestionar las indemnizaciones por el granizo, el peso de la nieve ni los vientos inferiores a 120 km/h, o lluvia directa sobre el bien asegurado. Ya que se trata de fenómenos corrientes, más habituales, para los que existen pólizas que incluyen coberturas contra daños meteorológicos en las aseguradoras privadas. 

En el caso de daños causados por la DANA sí que se hace cargo el CSS, por eso los conductores afectados deben comunicarlo inmediatamente a través de la web el CSS o llamando a los teléfonos: 900 222 665 ó 952 367 042. Para corroborar que se trata de un riesgo extraordinario es importante aportar pruebas o informes (policiales, de bomberos, meteorológicos, etc) o incluso aportar testigos.