Tras el rechazo a adelantar a septiembre el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) previsto para 2010, la compañía ha propuesto adelantar a este mismo mes las medidas de flexibilidad establecidas en el acuerdo de 2017, agotando así los días de flexibilidad negativa antes de comenzar el ERTE.

El salario durante el período comprendido entre septiembre entre 2019 y marzo de 2020 se ajustaría a los límites de protección por desempleo recogidos por la normativa vigente, según la compañía, después de que la planta de Ávila dejase de fabricar camiones en agosto y haya iniciado ahora la transformación en fábrica de recambios para la Alianza Renult-Nissan.

La propuesta será analiza en una nueva reunión a celebrar esta semana.

Consulta aquí más noticias de Ávila.