Carril bici Castellana
Los ciclistas utilizan el carril central en la Castellana. JORGE PARÍS

En los próximos meses los ciclistas podrán notar cambios en su movilidad por la ciudad de Madrid. Al tiempo que el Ayuntamiento plantea la eliminación de los carriles bici en los bulevares, plantea instalar una nueva vía segregada para bicicletas en la Castellana.

Así lo anunció este lunes el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante quien explicó que están estudiando "todas las opciones". En relación a la zona de los bulevares –Sagasta, Alberto Aguilera y Carranza–, donde Manuela Carmena estableció un carril bici en el anterior mandato, el delegado defendió la revisión técnica de las incidencias que se han producido en esos carriles. "Hay que conocer cómo han afectado al tráfico, a la movilidad de los vehículos y a la seguridad de los propios ciclistas", aseguró.

El Consistorio, a la espera de recibir el resultado del informe recién solicitado, propone como solución los ciclocarriles porque, en su opinión, evitarían obras de infraestructuras. "Son una buena opción ahí donde el tráfico es intenso y por tanto, la velocidad media también lo es", explicó.

Sin embargo para la edil de Más Madrid Inés Sabanés el peligro de los carriles bici está en el incumplimiento de los límites de velocidad. "Estamos en profundo desacuerdo –comenzó Sabanés–. El carril bici se hizo con todos los informes técnicos, lo que tiene peligro es que no se controle la velocidad limitada de los vehículos en el conjunto de la ciudad", explicó a los medios tras la sesión del Ramo.

Desde Ahora Madrid aseguran que combatirán cualquier reversión que se está planteando. "Revertir, cambiar y destrozar por el mero criterio de no reconocer lo más mínimo lo que se ha avanzado con gobiernos anteriores es una política funesta", culminó Inés Sabanés.

Lo que sí respaldó el anterior equipo de gobierno es la instalación del carril bici en la Castellana, que actualmente cuenta con cinco carriles. "Estamos de acuerdo con este carril, nos parece fundamental como ya dijimos en campaña electoral", reclamó. El nuevo carril de la Castellana forma parte del Plan director ciclista 2008, según explicó Carabante. "Por la dimensión y y la velocidad que se usa en esta vía sería necesario hacer un carril bici", apuntó el delegado.

En los últimos años han surgido varias asociaciones en defensa de la libre circulación de la bicicleta por la ciudad de Madrid. Algunas entienden que la forma más segura de moverse en este transporte es el modelo segregado, mientras otros defienden el ciclismo integrado. Este último caso es el de Madrid Ciclista, una organización que nació con el espíritu de integrar la bicicleta en el trafico. "Las bicis tienen el mismo derecho que el resto de vehículos a formar parte de la circulación", exige una portavoz de la asociación.

La seguridad y la velocidad son las razones que dividen las opiniones. Mientras Ahora Madrid considera que los carriles bici son la opción más segura, el Ayuntamiento aboga por lo contrario, igual que Madrid Ciclista. "El ciclismo tiene que evolucionar hacia la integración de la bicicleta no hacia la segregación. Además la mayor parte de los accidentes ocurren en la intersecciones cuando un coche quiere girar hacia la derecha y la bici quiere seguir recto", asegura la miembro. Sin embargo, la asociación discrepa del carril en la Castellana. "No es necesaria, yo circulo en mi día a día con una bici plegable y no tengo problemas en bajar esta calle", comenta.

Sea cual sea el modelo, el Ayuntamiento apuesta por este servicio público y anuncia una ampliación de la red de BiciMad en la ciudad, que actualmente cuenta con 67.000 abonados al servicio. Según los datos municipales, desde su puesta en marcha en el año 2013, este servicio público ha crecido exponencialmente. "BiciMad fue un punto de inflexión en el uso de la bicicleta y en los últimos seis años se han multiplicado los desplazamientos en este transporte", anunció Borja Carabante.

Aunque sí reconoció que a pesar del boob de la bicicleta esta apenas representa el 2% del total de la circulación en la ciudad. Por ello, el nuevo equipo de gobierno ampliará en los próximos meses este servicio hasta alcanzar las 208 estaciones y 2.500 bicicletas –a día de hoy hay 196 estaciones operativas y 2.250 bicicletas– ubicadas en nodos intermodales y barrios fuera de la M-30.

La primera en sumarse ha sido la estación de Ciudad Lineal, situada en la avenida Daroca, que ya opera desde el pasado 6 de septiembre. Este lunes le siguió Puente de Vallecas, ubicada en la avenida de la Albufera con Antonia Calas. Con esta nueva activación ya estarían funcionando 31 de los 42 nuevos tótems con los que se va a ampliar el sistema.

Una hora gratis en BiciMad

Con motivo del Día Europeo sin Coches y como clausura de la Semana Europea de la Movilidad, que se celebra esta semana, el Ayuntamiento de Madrid ofrecerá el próximo domingo 22 de septiemrbe una hora de uso gratuito de BiciMad a todos losque dispongan de un abono ya sean anual u ocasional. Esta hora computará con independencia del número de viajes realizados y contarán con la cobertura habitual del seguro del servicio.

Consulta aquí más noticias de Madrid.