La Generalitat valenciana aliviará su tesorería con 700 millones antes de final de año, pero no evitará los recortes

  • El Gobierno central transferirá este trimestre 450 millones de entregas a cuenta y 250 del FLA extraordinario.
  • El Consell valenciano aleja así el fantasma de los impagos a proveedores, pero tendrá que meter la tijera al gasto.
  • Los recortes, que aplazarán proyectos, "nunca dañarán los derechos sociales", dice Puig tras reunirse con Montero.
  • Llegir en valencià.
Montero y Puig, este lubes, durante la reunión en la sede del Ministerio de Hacienda.
Montero y Puig, este lubes, durante la reunión en la sede del Ministerio de Hacienda.
PACO CAMPOS / EFE

Las arcas de la Generalitat recibirán antes de finales de año inyecciones de liquidez para evitar una situación ya vivida en el pasado, principalmente en los años de la crisis económica: la falta de tesorería que impedía a la Generalitat pagar a sus proveedores. El jefe del Consell, Ximo Puig, ha acudido este lunes al Ministerio de Hacienda para pedir soluciones a su titular, la también socialista María Jesús Montero.

Tras el encuentro, Puig ha detallado los principales compromisos por parte del Gobierno para solucionar lo urgente, dado que lo estructural, la reforma del modelo de financiación autonómica, es inviable con un Gobierno central en funciones, aunque desde València se siga reclamando con insistencia.

La principal inyección de liquidez se producirá con la entrega de las liquidaciones a cuenta, que suponen 450 millones de euros. El Ejecutivo está "buscando la vía más rápida" y, en cualquier caso, las abonará este trimestre, ha agregado el jefe del Consell.

La segunda partida, de 250 millones de euros, corresponde al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) extraordinario, el que se reparte del sobrante entre las comunidades. Este ingreso se abonará "antes del 9 d’Octubre", ha especificado Puig. Entre ambas suman 700 millones.

Como contrapartida, el Gobierno valenciano tendrá que entregar un Plan Económico Financiero (PEF) que incluirá "ajustes" por el exceso de déficit. Según el president, "nunca dañarán los derechos sociales de los ciudadanos". Su idea pasa por trasladar "partidas de difícil ejecución" este año a trimestres posteriores. El portavoz de Economía del PP en Les Corts, Rubén Ibáñez, ha cuantificado en 480 millones de euros el importe total del ajuste.

Prueba de fuego para el Botànic

Las tensiones de tesorería a las que se enfrenta el Consell como consecuencia del bloqueo político estatal tienen repercusiones políticas para el segundo Botànic, que conforman PSPV, Compromís y Unides Podem. La coalición que lidera Mónica Oltra pedía mayor presión en Madrid antes de acometer recortes. Además, la negociación entre los tres socios a para decidir qué partidas se eliminarán a final de año puede introducir elementos de discordia entre tres partidos de izquierdas que han abanderado el gasto social.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento