Jesuitas de Cataluña.
Fachada del colegio de Sant Ignasi de Loiola, de la congregación jesuita, en el barrio barcelonés de Sarrià.  WIKIPEDIA

Dos exalumnOs de la escuela Jesuïtes Sant Ignasi de Barcelona, los hermanos Jordi y Oriol de la Mata, han presentado una querella contra los responsables del centro por no haber denunciado los presuntos casos de abusos sexuales y por contribuir a su prescripción, según ha avanzado este lunes el diario El Periódico de Catalunya.

Los hermanos De la Mata hicieron público el pasado mes de marzo que fueron víctimas de abusos sexuales por parte de dos sacerdotes y profesores de la escuela hace cuatro décadas.

A raíz de explicar su caso, denunciaron 9 víctimas más, siete hombres y dos mujeres. La querella también afecta a la Compañía de Jesús y a la Fundació Jesuïtes Educació como responsables civiles subsidiarios y ya ha llegado a manos del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona.

El escrito relata cómo Jordi de la Mata explicó los abusos a diversos docentes del centro, que lo censuraron, e incluye una conversación telefónica en la que un alto cargo de los jesuitas reconoce a De la Mata que la congregación era conocedora de los abusos del padre Pere Sala, que fue apartado temporalmente de las aulas. Ahora el juzgado ha de decidir si admite la querella a trámite. Las víctimas quieren evitar con este movimiento judicial la prescripción de los delitos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.